La temporada de verano en Nicaragua estaría generando alrededor de 10 mil puestos temporales de trabajo e ingresos por ventas por aproximadamente unos 100 millones de dólares, particularmente en hoteles, restaurantes, hostales o cualquier otro negocio vinculado al sector turismo.

Marcial Cabrera, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Alimentación, Agroindustria, Turismo, Servicio-Comercio y Conexos de Nicaragua (FUTATSCON), manifestó que están muy optimistas con el desarrollo de la temporada de verano que tendrá su momento cumbre con la Semana Santa a celebrarse entre el 28 de marzo al 7 de abril.

“Esta temporada de verano viene mejor que la anterior, porque de acuerdo a las políticas que el gobierno está implementando para la promoción del turismo, hay más destinos turísticos y por tanto los turistas nacionales, los trabajadores y la población en general tienen más espacios donde ir a pasar sus vacaciones y si a eso le agregamos la cantidad de turistas extranjeros, nos da una expectativa y solo en la Semana Mayor se van a generar más de 10 mil puestos de trabajo temporales, eso es positivo”, dijo Cabrera.

Ante la avalancha de turistas a las playas y centros turísticos, se espera que los trabajadores tengan un incremento sustancial en sus ingresos por propina. “Desde ese punto de vista nosotros estamos con mucha expectativa y creemos que va a ser una buena semana mayor para los trabajadores”.

Los que mayor demanda hacen los hoteles, bares y restaurantes en esta temporada, es meseros, bartender, conductores, guías turísticos, cocineros, entre otros.

Cabrera hizo ver que la temporada de verano ya empezó en los diferentes balnearios, pues ha logrado observar por televisión que muchas familias han visitado las playas, ríos y lagunas.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN) Eduardo Fonseca, estima que en esta época se estaría moviendo unos 100 millones en concepto de ventas, algo que alegra mucho a los trabajadores, pues garantiza una buena temporada.

“Se van a mover unos 100 millones de dólares, nosotros pensamos que las ventas van andar alrededor de un 20% más arriba del año 2013, ya que nos es imposible hacer una comparación con el 2014 ya que tuvimos problemas sismológico que bajo las ventas completamente”, valoró Fonseca, que considera que el Gobierno Sandinista y las diversas cámaras de turismo han hecho una buena promoción de nuestros diversos sitios turísticos.

“Eso nos alegra porque se dinamiza la economía, los trabajadores ganamos más, se crean más empleos aunque sea temporales, pero eso es positivo para los trabajadores y para el país”, agregó Cabrera. En esta temporada se da un mayor consumo de alimentos, bebidas, rones, piscinas portátiles, bikinis, sandalias y abanicos.