En celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, médicos de la Brigada Estadounidense “Manos que ayudan”, realizarán 80 operaciones ortopédicas a hombres, mujeres y niños en el Hospital Alemán Nicaragüense (HAN).

Rosa María Blandón, jefa de consulta externa del HAN, explicó que esta brigada “Viene con un equipo de 21 personas, tres especialistas en manos de la universidad de Yale, pediatras, anestesiólogos, fisioterapeutas y enfermeras que atenderán a mujeres, adultos varones y niños operando problemas que van del codo y la mano”.

La jornada inicia el lunes 9 de marzo y culminará el viernes 13, para lo que han ido clasificando a pacientes de diferentes partes del país y valorándolos para operarlos sin ningún costo.

Marisa Gillio, coordinadora de la brigada, indicó que a lo largo de 15 años han podido cambiar la vida a centenares de personas, y que en Nicaragua es la segunda ocasión que vienen y esperan volver en el 2016.

“Nuestra intención es volver el año que viene, hemos estado en diferentes países y el año pasado se hicieron 80 cirugías solo en Managua. Es una colaboración con los ortopedas de Managua ya que estamos trabajando en equipo”.

Los pacientes, manifestaron sentirse contentos con esta oportunidad de ser intervenidos para curar malformaciones que han venido presentando producto de accidentes o enfermedades crónicas.

“Ya me hicieron mis exámenes de electrocardiograma, de sangre y ahora me van a valorar para ver si amerito operarme mi brazo y codo. Me caí y me quebré el brazo hace dos meses y medios”, Blanca Elena Huerta.

Claudia María Castañeda Chávez, comentó que “La brigada me parece muy perfecta porque no nos están cobrando ni un centavo y eso gracias a Dios porque es una operación muy cara”.

Contó que desde que padece un problema en el brazo fácilmente se le caen las cosas y en las noches el dolor es más fuerte, perdiendo la sensibilidad de este miembro.

Por su parte, el señor Julio César Paguada, dijo que “Es algo bien grande que se está logrando en el país, viniendo ayudar a muchos que padecemos un impedimento. Tengo tres años de haber sufrido una quemadura con cable eléctrico de 13 mil voltios que me desfiguró la mano.