El modelo de alianzas para la prosperidad entre el Gobierno central, municipalidades y comunidad ha sido un elemento primordial para la conservación y protección de los sitios declarados como reservas naturales del país, como sucede en la Reserva Natural y Sitio RAMSAR Estero Real, donde producto del trabajo coordinado se están desarrollando acciones que permitan proteger estos sitios mientras se desarrollan las labores tradicionales de pesca.

La Reserva Natural del Estero Real es un área protegida de 38 mil hectáreas que comparten cuatro municipios del departamento de Chinandega, El Viejo, Puerto Morazán, Somotillo y su cabecera, Chinandega, sitio de donde sale el 90 por ciento de la producción acuícola del país dado que la industria camaronera está instalada en esta localidad de occidente, además de contar con un gremio reconocido de 480 pescadores artesanales que viven de dicha área protegida.

Haydeé López, directora de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Puerto Morazán, afirmó que como municipalidad con jurisdicción en el Delta del Estero Real, a través del Comité de Manejo de Áreas Protegidas, desarrollan diversas gestiones y coordinaciones con la industria camaronera y los pescadores artesanales a fin de garantizar el cuido y protección del área.

“Ese es el trabajo diario de la Alcaldía Municipal, del Ministerio del Ambiente e incluso del Instituto de Pesca y Acuacultura, lograr que las actividades productivas y de explotación sean sustentables con el medio en que se desarrolla”, explicó López.

La funcionaria de la comuna de Morazán aseguró que la industria camaronera cuenta con un código de conducta para la acuicultura responsable, al igual que los pescadores artesanales trabajan un plan de manejo eco-sistémico de la pesca tratando de que todas las actividades se desarrollen en coordinación con el medio en que se desarrollan.

“Tenemos a cargo la vigilancia y control del área protegida porque se desarrollan dos actividades productivas fuertes como la camaronicultura y pesca artesanal, hay que estar vigilantes en los temas de deforestación, en la no utilización de artes de pesca inadecuados que vayan a dañar la pesquería en el Estero Real. También trabajamos con los pescadores artesanales y cooperativos con algunas iniciativas de proyecto que vengan a mejorar la economía local, cuya población se dedica solo a la pesca y acuicultura artesanal”, señaló López.

Como parte de los proyectos conjuntos, la Alcaldía desarrolló la rehabilitación de los sitios donde los pescadores capturan el camarón silvestre, sitios que habían sido degradados y en ese sentido se aunaron esfuerzos para restaurarlos con jornadas de reforestación, levantamiento de muros y la promoción de la vigilancia de los comunitarios y pescadores a las obras que se han construido para la retención de agua en las lagunas naturales.

Capacitación y permisos garantizan la conservación

El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (Marena), a través de su delegación departamental en Chinandega y la Dirección de Biodiversidad también trabaja de manera conjunta con la comuna y las comunidades de Puerto Morazán en la conservación de esta área protegida y sitio RAMSAR en búsqueda de promover el uso racional de los recursos.

“Estamos trabajando con la Alcaldía de Puerto Morazán, nuestra delegación del MARENA e Inpesca en la implementación de acciones económicas, productivas, comunitarias, que sirven como una alternativa, tanto económica como ambiental y social para las personas que viven en comunidades dentro y en áreas adyacentes a las áreas protegidas, por ejemplo tenemos proyectos de reproducción de conchas negras y pargo lunarejo en la Reserva Natural de Cosiguina, tenemos en el Estero Real, y además estas comunidades al sentir que están recibiendo beneficios de los recursos que ellos cuidan también son aliados nuestros al conservar también todo este ecosistema”, manifestó René Castellón, funcionario del Marena.

Castellón destacó la importancia de la organización comunitaria, la capacitación que instituciones como Marena, la Alcaldía e Inpesca brindan a los pescadores, así como el otorgamiento de concesiones a cooperativas y pescadores para el buen manejo de estas áreas protegidas con el objetivo de promover su conservación y evitar la deforestación de los manglares.

“Cuando nosotros le damos a una cooperativa una concesión la cooperativa se encarga de cuidar el área y evitar que la gente entre a deforestar y también el Marena les da una licencia para que puedan operar, se les capacita y se les da la autorización para que estas puedan vender sus conchas y sus pescados a los mercados locales”, añadió Castellón.

Silvio Estrada, vicepresidente del Comité de Pescadores de Puerto Morazán, detalló que trabajan de manera organizada con los permisos que les otorga el Inpesca, la Dirección de Transporte Acuático del Ministerio de Transporte e Infraestructura y la Alcaldía Municipal para realizar las labores de pesca de escama y de camarón silvestre.

“Las acciones que se desarrollan para la conservación son las presiones que hacemos los pescadores en las empresas cuando estas se meten a las lagunas naturales, cuando van haciendo canales, que eso tiende a achicar la laguna y provoca que se sequen”, dijo Estrada.

Conservación permite anidamiento de aves

En horarios de la mañana y por la tarde recorrer el Estero Real es realmente una experiencia única que permite el avistamiento de aves nacionales y migratorias, por las riquezas que ofrece el sitio.

“El sistema de manglar alberga especies meramente acuáticas, especies residentes o migratorias. Generalmente en esta época tenemos la visita de especies migratorias como águilas pescadoras, también tenemos las especies residentes como garza, espátula rosada. En sí, el ecosistema de manglar es uno de los más productivos en el sentido que son muy ricos en materia orgánica, es decir albergan bastantes especies, principalmente invertebrados de los cuales estas aves se alimentan”, declaró Orlando Jarquín, Biologo de la Fundación Quetzalli.

Jarquin aseveró que como parte del ecosistema durante el recorrido también se puede apreciar mapaches que se alimentan de cangrejos, águilas pescadoras, gavilanes cangrejeros, todo un ecosistema muy variable en el bosque de manglar.