En declaraciones al programa El Poder de la Palabra de ecuadorinmediato.com, Pérez destacó el reconocimiento de la Usaid sobre su millonario apoyo financiero a grupos opositores en los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Resaltó la injerencia que representa el que organizaciones como Faro, Fundamedios, Esquel, así como grupos de la sociedad civil, reciban financiamientos millonarios del exterior para la realización de talleres y proyectos, entre ellos el "Proyecto Ciudadanía Activa".

En Ecuador la importancia de los documentos que hizo públicos El Telégrafo, apuntó, rebasa el apoyo moral, son cuatro millones de dólares o un poquito más para el financiamiento de actividades que tienen una repercusión, una injerencia política.

Pérez indicó que ciertos grupos tienen planeado realizar talleres financiados por la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés) para "capacitar a periodistas" y cuestionó qué harían movimientos opositores ecuatorianos con cuatro millones de dólares en sus bolsillos para hacer campaña política.

Lo que están haciendo en este momento estas organizaciones con ese financiamiento, legal pero políticamente complejo, es apoyar o sustentar valores entre comillas democráticos de otra nación en Ecuador, eso a mí me parece preocupante, comentó el periodista.

Eso pone en discusión qué garantía, qué credibilidad, los periodistas ecuatorianos tendrán en algún medio financiado con plata de la Usaid y capacitado por Fundamedios para oponerse a gobiernos legítimamente electos por el voto popular, señaló.

Explicó Pérez que las publicaciones que ha realizado el diario el Telégrafo han sido expuestas previo a un proceso electoral y no durante su desarrollo como lo han hecho anteriormente otros medios.