El recién re-inaugurado Tiangue Monimbó donde decenas de artesanos y comerciantes de Masaya ofertan sus productos, se vistió de gala en homenaje a las mujeres en su día.

Niños y jóvenes artistas presentaron números culturales que recibieron muchos aplausos de las familias visitantes.

El tiangue Monimbó, ubicado en la Avenida de Bolívar a Chávez, se convirtió en un espacio donde se rindió homenaje a la mujer artesana nicaragüense, que con sus manos elabora delicadas y bellas artesanías decorativas o utilitarias.

Las familias que visitaron el tiangue aprovecharon para comprar productos como huipiles y camisas adornadas con motivos nicaragüenses.

También se ofrecieron bellas hamacas tejidas a mano, que los comerciantes consideraron como un hermoso detalle para las mujeres nicaragüenses.

Marta Toribio, coordinadora del Torovenado El Malinche, comentó que es la segunda semana que están presentando la artesanía y productos elaborados en Masaya, particularmente en Monimbó.

"Hemos traído los huipiles de indita, los derivados de la palma que son canastos, derivados de la madera como juguetes. También trajimos dulces, melcochas, alfeñiques, pinolillo y otras cosas", detalló.

Además los asistentes pueden observar bailes y música interpretada por artistas de Masaya.

"Estamos compartiendo con alegría estos nuevos tiempos y celebrando el Día Internacional de la Mujer, que sólo este Buen Gobierno nos ha dado nuestro lugar", expresó Toribio.

Johanna Toruño, que pasó por la Avenida Bolívar, dijo que le llamó la atención la música de marimba y decidió quedarse un momento en el tiangue.

"Me quedé un rato y estoy disfrutando los bailes de los niños, además anduve viendo unas cositas de ropa que me gustaron para mi niña y le compré un regalito", comentó.

"Además están realizando un hermoso homenaje cultural a la mujer nicaragüense y esa es otra razón más para estar aquí celebrando", agregó.

Marcio Vallejos, vecino del barrio San Antonio, dijo que él vivió muchos años en Monimbó, y ahora el Tiangue le trae muchos recuerdos de su infancia.

"Ando aquí viendo y recordando todo lo que viví en mi niñez. Voy a comprar algunos adornos que me gustan y por falta de tiempo no había ido a Masaya a comprarlos. Esta es una hermosa iniciativa de nuestro gobierno para reconocer el heroísmo del pueblo de Monimbó", indicó Vallejos.