Centenares de jóvenes mujeres y hombres de los municipios del país, iniciaron sus clases en las diferentes Escuelas de Oficios que el Gobierno Sandinista, a través del Tecnológico Nacional y gobiernos municipales vienen impulsando de cara a brindar alternativas educativas y laborales a los nicaragüenses.

En la Escuela de Oficio Pablo Torres del municipio de Ticuantepe, unos 75 protagonistas iniciaron este sábado, los cursos de barbería, estilismo y repostería. En la próxima semana estarán comenzando las clases de computación.

Por segundo año consecutivo los gobiernos locales en alianza con el gobierno vienen promoviendo entre la población, diversos cursos que permiten a los protagonistas poder trabajar en pequeños o medianos negocios de su comunidad, o bien crear el suyo.

En el municipio de Ticuantepe, se invirtieron un poco más de 900 mil córdobas para construir un nuevo edificio que alberga las aulas donde los jóvenes reciben los cursos de manera trimestral.

“Esta estrategia del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo ha motivado a todas las mujeres, sobre todo porque les ayuda en la economía familiar, les sirve como una distracción, una terapia, además buscan la manera de instalar su negocio para mejorar su economía”, comentó la alcaldesa Ligia Ramírez Torres.

Entre los nuevos estudiantes del 2015, se encuentra Augusto Cesar Paguaga, quien a pesar de tener problemas físicos en su mano derecha, se ha trazado la meta de aprobar el curso de repostería, a fin de establecer su propia pastelería y ofertarle a sus vecinos de Ticuantepe

“Queremos aprovechar este beneficio que nos brinda el comandante Daniel y la compañera Rosario, para que vayamos aprendiendo y superarnos y más adelante al aprender aquí poner un pequeño negocio para nuestras familias y mejorar nuestras vidas, por eso venimos aprender estos cursos”, expresó Augusto, que agradeció al gobierno por tomar en cuenta a las personas con discapacidad.

Claudia Vanesa Rodríguez, que en pocos días empezará estudiar Programación de Computadoras, resaltó la importancia de estos cursos para los pobladores de las comunidades rurales, pues les ayuda a tener opciones en un futuro cercano.

“Es muy importante para nuestra vida y por eso tenemos que prepararnos para ser alguien en la vida. Los beneficios que está dando el gobierno son muy importantes y tenemos que aprovecharlos, mi expectativa en el futuro es estudiar diseño gráfico”, dijo Claudia.

Rafael Rojas, coordinador de las Escuelas de Oficio en Ticuantepe, manifestó que la población está muy motivada con estos cursos cortos, porque ponen rápidamente en práctica lo que aprenden y hasta pueden crear su propio negocio.

“El año pasado capacitamos a compañ[email protected] que trabajan en restaurantes, en servicio de mesas, mejoraron sus conocimientos y brindan una mejor atención al turismo que visita Ticuantepe, vamos a impartir este año repostería que tiene mucha, mucha demanda y las personas tienen la posibilidad de hacer en sus casas y vender”, valoró Fonseca, quien aseguró que la calidad de los cursos también se viene fortaleciendo.

Al concluir los cursos, el Tecnológico Nacional y el gobierno municipal extiende un certificado de cumplimiento a estas mujeres y hombres, para que puedan trabajar rápidamente. En Ticuantepe se tiene contemplado atender a unos 200 protagonistas en estos cursos.