Un avión de la compañía Delta, con 124 pasajeros, tuvo problemas con su tren de aterrizaje, por lo que se vio obligado a sobrevolar la terminal aérea antes de lograr aterrizar afortunadamente sin incovenientes.

En comunicación con Multinoticias, Canal 4, el compañero Carlos Salazar, del INAC, informó que el Aeropuerto activó todos sus protocolos en base a las normas internacionales ante este tipo de situación.

La aeronave, un Air Bus 320, había despegado de la terminal nicaragüense con 124 pasajeros, cuando se detectó la falla, de tal manera que, luego de sobrevolar el aeropuerto, ésta logró aterrizar con total seguridad.

Mario Altamirano, Director de Aeronavegación del Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC), en declaraciones a Tu Nueva Radio Ya, aseguró que en casos como el registrado hay un protocolo internacional a seguir el cual fue seguido al pie de la letra.

“Prueba fue que la aeronave aterrizó sin problemas”, manifestó en declaraciones a la radioemisora.

Altamirano destacó que la pista fue preparada para un aterrizaje de emergencia, aunque no se tuvo que desviar ningún vuelo pues el Aeropuerto estaba en lo que ellos llaman “hora muerta”.

Sin embargo, afirmó que de haberse requerido desviar alguna aeronave, esta podría haber usado el Aeropuerto Punta Huete, ubicado junto al Lago Xolotlán a pocos minutos de A. C. Sandino.

Cabe señalar que el A.C. Sandino es una terminal certificada por la Organización de Aviación Civil Internacional, por lo que se encuentra entre las más seguras de Latinoamérica.

Respuesta oportuna

El compañero Carlos Salazar, Director General del Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) señaló que este tipo de incidentes no se presentan con frecuencia, sin embargo la oportuna respuesta de las instituciones que conforman el Sistema de Seguridad de la estación aérea permitió que el aterrizaje de emergencia se desarrollase sin ningún incidente lamentable.

“El piloto de la aeronave avisó de la emergencia a las 9:38 de la mañana, veintitrés minutos después del despegue, reportando que el tren de aterrizaje de nariz no le retractaba, únicamente los principales, por ello decidió dar aviso, cumpliendo de esta manera con los procedimientos establecidos, ya que un vuelo no puede ir con los trenes de fuera hasta su destino, ya que esto consume mayor cantidad de combustible y retrasa el vuelo” afirmó.

Al momento de ser declarada la emergencia, las autoridades del Inac desarrollaron los procedimientos internacionales, activando el protocolo en el Aeropuerto Sandino, el cual funciona con todas las instituciones de rescate, la gerencia de la estación aérea, los bomberos, el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional.

“Las coordinaciones entre nuestras instituciones y los tripulantes se realizó a través de la torre de control e iniciamos con el proceso de seguimiento a lo que la tripulación en ese momento solicitó, para ello sobre volaron durante media hora para identificar la falla en la aeronave, decidiendo efectuar el aterrizaje a las 9:52 minutos, en ese momento todo el sistema se encontraba activado a esperas del vuelo” añadió Salazar.

El rápido actuar de las autoridades logró evidenciar que la estación aérea de nuestro país cuenta con las medidas de seguridad necesarias para atender cualquier emergencia, lo cual es reconocido por los pasajeros, quienes añadieron que las medidas desarrolladas les brindaron tranquilidad y seguridad.

“En el avión nos reportaron la falla y dijeron que teníamos que regresar a Nicaragua, a pesar de que nos pusimos nerviosos considero que las medidas tomadas fueron las correctas, porque de esta manera se está salvando nuestra vida, ahora solo queda esperar las orientaciones acera de nuestro vuelo” señaló Francisco Balladares.

“Estamos más tranquilos al estar en el aeropuerto y para mí fue la mejor decisión que tomaron, somos muchos los que íbamos en ese vuelo y la verdad es que actuaron correctamente porque son muchas vidas las que estaban en riesgo” concluyó Blanca Hernández.