El Hoyo fue una mina de hormigón que fue explotada durante muchos años y después quedó abandonada y en sus alrededores, progresivamente se fue asentando gente  y con el paso del tiempo el agua durante los inviernos fue afectando las laderas y se ha vuelto cada día más peligroso vivir en esa zona, dijo al respecto el Secretario General de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno.

Moreno afirmó que por instrucción del Presidente Daniel Ortega y de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, de atender los puntos más vulnerables de la ciudad de Managua, la Alcaldía capitalina, la Defensa Civil, el Poder Ciudadano y la Promotoría Solidaria, procedieron a la reubicación de las 23 familias en peligro hacia la urbanización 33 aniversario donde será su nuevo hogar.

Señala el compañero Moreno que el Presidente Ortega instruyó completar la urbanización 33 Aniversario, por lo cual agregó que en los próximos días comenzarán la construcción de calles de concreto en esa localidad para mejorar en manera integral las condiciones en que viven esas familias.

Manifestó el Secretario General de la Comuna, que los traslados realizados, como el de las familias que vivían alrededor de El Hoyo, reflejan el compromiso del gobierno Sandinista de seguir atendiendo la emergencia de los siete puntos críticos A que se han estado trabajando en estos meses.

Deshabilitado punto crítico de El Hoyo

Destacó en ese sentido que con el de El Hoyo, ya han sido deshabilitado cinco puntos críticos, pero apuntó que “aún nos quedan pendientes dos, entre ellos el del barrio Carlos Núñez Téllez, donde hay ocho familias que en la próxima semana la compañera Rosario Murillo estará anunciando el traslado de ellos”.

Igualmente Moreno señaló que en la franja costera del distrito cuatro han sido deshabilitados dos puntos críticos, pero aún falta un tercero que es una ladera bastante inestable en el sector del cauce.

Por otro lado dijo que progresivamente atenderán otros dos puntos críticos que siguen en  el nivel de riesgo, como son La Zacatera y El Laurel en el distrito tres de Managua que también pasarán a formar parte de este grupo de barrios que por sus niveles de vulnerabilidad constituyen alto riesgo para las familias y por lo tanto serán trasladados a sitios seguros.

Explicó el Secretario General de la Comuna que el gobierno del Presidente Daniel Ortega ha ido dando con el paso del tiempo una respuesta a las familias que están en condiciones de vulnerabilidad y consideró que la inmensa mayoría de las personas trasladadas van contentas por el inmenso riesgo que constituía el estar en estas condiciones de vulnerabilidad.

Destacó que en cada uno de los lugares donde se están reasentando las familias, se está tomando control del lugar, como en el barrio Juan Emilio Menocal, que fue uno de los primeros barrios trasladados y en donde la Comuna está construyendo un nuevo vivero que será parte de los viveros municipales que alimentarán el programa Patio Saludable para las familias de Managua.

Señaló que el sitio de El Hoyo, que queda precisamente frente al plantel de Batahola, será cercado para evitar que sus peligrosas laderas sean nuevamente ocupadas y en ese sentido, añadió que la Alcaldía de Managua tomará control de todos los sitios peligrosos, vulnerables para evitar que se vuelvan a poblar.

Familias contentas


Respecto del traslado, Hernaldo Salinas, dijo que le complace que su familia de ocho miembros pueda ir a vivir a un sitio más seguro, como es la urbanización 33 Aniversario, al tiempo que señaló que ellos habitaban en el lugar tras el terremoto de Managua, ocurrido el 22 de diciembre de 1972.

Marcela García, madre soltera con dos hijos, dice que ha vivido en las proximidades de El Hoyo desde que nació y que por eso está contenta y da gracias a Dios con que el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario les den oportunidad de salir a un lugar más digno a vivir.

Juana Elba Calero es otra jefa de familia que fue trasladada a la urbanización 33 Aniversario, con lo cual declaró estar sumamente contenta y agradecida con Dios y con el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario, dado que ahora su niña no crecerá junto al peligro en El Hoyo, donde dijo han muerto varias personas al irse a sus profundidades.