No es el mejor momento para ampliar las sanciones contra Rusia, afirmó este viernes el ministro de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, de cara a la reunión de los jefes de la diplomacia europea en Riga.

"La posición de España es que, con sobresaltos, pero los acuerdos de Minsk se están implementando y no es el momento de acelerar en el proceso de sanciones", dijo.

El jefe de la diplomacia española insistió en "dar una oportunidad a la paz y al diálogo porque la única solución en Ucrania es una solución política" y "en ningún caso es una solución militar".

"Hay países que son partidarios de mantenerlas, otros que son partidarios de incrementar (…) y otros en el extremo opuesto que son capaces de disminuirlas", aseguró, resumiendo el estado actual del debate europeo sobre las sanciones antirrusas.

El ministro instó a asegurar la implementación de los acuerdos de Minsk y "reforzar la misión de vigilancia de la OSCE".

Margallo recordó que entre el 8 y el 10 de marzo se reunirá en Moscú con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la crisis en Ucrania.

EEUU y la UE aprobaron varios paquetes de sanciones contra Moscú que afectan tanto a particulares como a empresas concretas y a sectores enteros de la economía rusa.

En respuesta, Rusia embargó la importación de productos agrícolas procedentes de los países que le impusieron sanciones, incluida la Unión Europa.