Durante esta temporada de calores, quienes más riesgo corren son aquellas personas que padecen complicaciones arteriales, y por tanto los médicos les recomiendan tener mucho cuidado cuando asisten a las actividades religiosas, visitan las playas o simplemente cuando se exponen a lugares soleados y con altos niveles de temperatura.

“Es importante tener en cuenta que el paciente hipertenso es un paciente que está propenso a padecer cualquier ataque, ya sea cardíaco o cerebral principalmente”, explica el doctor Álvaro Escalante, director del Centro Nacional de Cardiología.

Escalante indica que lo más recomendable es que estos no se expongan al sol, que mantengan un control estricto sobre su presión y se tomen sus medicamentos en tiempo y forma.

A ello hay que agregar aspectos no menos importantes como tomar suficientes líquidos, comer frutas y evitar el exceso de sal en la alimentación.
En caso de que deban salir a la calle, las horas más indicadas son las de la mañana y las últimas de la tarde.

El director del Centro Nacional de Cardiología manifiesta que la hipertensión generalmente está asociada a personas por encima de los 40 años de edad, sin embargo, en los últimos años esta enfermedad ha empezado a ser muy frecuente en los jóvenes.