Luego de las dos explosiones registradas la tarde de este jueves en el Volcán San Cristobal, que causaron un poco de alarma en la población de comunidades cercanas al este coloso chinandegano, los habitantes de La Grecia No. 4, se encontraban en relativa calma y tomando las medidas pertinentes a fin de resguardar sus vidas y la de su familia.

Minutos después de la segunda y última explosión, que se registró a las 1:45 de la tarde, el Volcán San Cristobal levantó una columna de cenizas de 800 metros, misma que cubrió la carretera Chinandega - El Guasaule y parte de la comunidad La Grecia No. 4, donde sus pobladores conservaron la calma y procedieron a quedarse en el interior de sus viviendas para protegerse de las cenizas.

"Primero se puso oscuro, pero de repente comenzó a caer cenizas y nosotros lo que hicimos fue cubrirnos la cabeza y meternos a la casa para protegernos porque no es recomendable estar aguantando la ceniza, (así que) metimos a los niños y tapamos los tambos de agua", manifestó Nohemy Jimenez.

Manuel Pérez aseguró que los movimientos y explosiones en el volcán son casi algo cotidiano en su comunidad, sin embargo siempre toman precauciones y ponen a buen resguardo a sus familiares, pero principalmente atienden las orientaciones brindadas por las autoridades en situaciones similares.

"Esto no nos asusta mucho, pero como hay sismos en Managua no dejamos de tomar medidas, así que estamos bastante preparados con el Comité de Prevención de la Comunidad, llevamos a los niños dentro de la casa, tapamos el agua por precaución, siempre estamos alerta en eso", dijo Pérez.

Rafael Mayorga señaló que siempre tratan de estar alerta ante cualquier situación y aunque la emanación de cenizas no es tan alarmante, toman las medidas necesarias, pero sobretodo mantienen la calma y acatan las orientaciones.

La actuación de las autoridades locales ha sido un elemento clave para que la población se mantenga informada y siga las orientaciones, a fin de proteger sus vidas.

Una vez ocurrida la explosión, el Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida junto al Consejo de Desarrollo Humano se movilizaron al puesto de mando de la comunidad para abordar la emergencia.

"Hace unos minutos se registraron las afectaciones en esta comunidad, lo que afecta a los niños, las tierras, los cultivos y por eso estamos atentos, ya nos estamos reuniendo con las autoridades municipales para atender la situación y llamando a la tranquilidad para proteger a las familias", comentó Blanca Rosa Guido.

Por su parte, el Mayor Carlos Cáceres, jefe de Defensa Civil de la Segunda Región, aseveró que la emanación de cenizas no representó mayores daños y que luego de 20 minutos la situación en las comunidades cercanas al volcán retornó a la normalidad.