Miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en el país, destacaron y aplaudieron el modelo de Atención y Prevención Ante Desastres que promueve el Gobierno Sandinista en Nicaragua, de cara a priorizar la defensa de la vida como eje transversal de la estructura organizativa que conforman todas las instituciones del país.

Este jueves, embajadores y otros funcionarios de las sedes diplomáticas u organismos multilaterales, pudieron conocer las principales aristas del modelo de seguridad humana, que incluye el componente de la prevención ante los desastres naturales.

La exposición fue brindada por el compañero Guillermo González, asesor en temas de atención y prevención, quien explicó el modelo y a su vez informó del Simulacro Nacional ante tsunami y terremoto el próximo 16 de marzo, el cual se repetirá en junio, agosto y noviembre próximo.

Concluida la exposición, hubo un periodo de preguntas y respuestas, en donde los embajadores y representantes de organismos, como Naciones Unidas, aplaudieron la voluntad del gobierno de impulsar este tipo de acciones dirigidas a la defensa de la vida.

Por el gobierno participaron el vicecanciller Valdrack Jaentschke, la ministra de Salud, Sonia Castro, el viceministro de Gobernación, Carlos Najar, el Comisionado General y Subdirector de la Policía Nacional Francisco Díaz y autoridades de la Defensa Civil.

Los diplomáticos consultaron y preguntaron si los planes incluían evacuaciones de las cárceles, así como de los hospitales o unidades de salud, el aeropuerto y otros externaron la solicitud de que el SINAPRED les ayude a diseñar un plan de prevención en algunas embajadas. Todas las preguntas fueron contestadas por los funcionarios sandinistas, los que resaltaron que cada institución del Estado o Gobierno está involucrado en estos procesos de capacitación y simulacro, incluso que cada una de ellas tiene su propio plan de prevención.

Silvia Rucks, coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, patentizó el interés de ser partícipe y apoyar cada esfuerzo dirigido a este tema, el cual también forma parte de las prioridades de este organismo.

“Para nosotros fue muy importante esta convocatoria, en el cual el Gobierno y particularmente SINAPRED nos presentó este nuevo modelo de prevención y atención a las emergencias. En particular como Naciones Unidas vimos una gran coincidencia con lo que es nuestra visión en la materia, ya que por un lado tenemos la convicción que la responsabilidad en este tema es de los estados”, señaló Rucks.

Dijo que le gustó cómo el modelo de prevención articula cada nivel de la estructura y las respuestas que se dan desde el nivel central, hasta descentralizarse a los departamentos, municipios, comunidades y barrios, así como la responsabilidad que se le da a cada ciudadano a implementar medidas de autoprotección.

“El modelo sí pone a la persona como actor fundamental al ser responsable de su autoprotección, lo que vimos fue una cantidad de medidas que se van a implementar para que cada nicaragüense, sepa, aprenda y esté capacitado para responder en cualquier caso de emergencia y Nicaragua es un país altamente vulnerable, entonces tenemos que estar preparados”, agregó Rucks. Reveló que en las próximos días se darán una serie de reuniones para hacer una mejor alineación del Sistema humanitario de Naciones Unidas, con el modelo de prevención que impulsa el Gobierno.

El embajador de España, Rafael Garranzo García manifestó que Nicaragua, como país vulnerable a desastres, está tomando las acciones pertinentes, por lo que agradeció al gobierno haber tomado en cuenta a los diplomáticos radicados en la nación.

“Es un ejercicio necesario, prudente que hay que realizar y lo que se ha hecho es informarnos de lo que va a ser este ejercicio y una invitación a las embajadas a sumarse a este ejercicio. Por nuestra parte, nosotros lo vamos a hacer y efectivamente tenemos nuestro propio plan, que afectan a la comunidad española, para los europeos y lo que nos interesa es generar sinergia y garantizar, esperamos, que nunca suceda, pero si sucede estar preparados”, dijo Garranzo.

El representante de Brasil, Luiz Felipe Mendonca Filho, señaló que es importantísimo que la población esté preparada para enfrentar los desastres naturales, gracias a la voluntad del Gobierno Sandinista, de capacitar en el tema de la prevención ante los desastres, lo que demuestra la seriedad con que trabaja esta área.

“Es importantísimo porque da la medida de la responsabilidad y la seriedad con que el gobierno encara ese tipo de eventos, que acá es una de las característica de la región y del país, entonces es importante que las embajadas tengan un enlace, un punto focal con el gobierno y poder articular medidas adecuadas junto a la comunidad brasileña que vive aquí”, destacó Mendoca.

El embajador de Cuba, Eduardo Martínez, felicitó al gobierno por este modelo y considera que existe un alto nivel de preparación, en donde las instituciones y el pueblo se coordinan para proteger la vida.

“En un país como el de ustedes donde hay bastantes riesgos, es muy importante esa voluntad de estar preparados, de que no los sorprendan y de que todo mundo sepa qué es lo que tiene que hacer y cómo hacerlo. Realmente veía a mis colegas que estaban gratamente improvisados de que aquí no se está improvisando y que hay un gobierno preparado, serio ante este tema”, declaró Martínez.