En el Salón de las Banderas del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Asesor del Presidente de la República en Gestión de Riesgo, compañero Guillermo González, explicó a miembros del Cuerpo Diplomático las principales aristas del modelo de Seguridad Ciudadana, que incluye el componente de capacitación dirigido a la prevención ante fenómenos naturales, como terremotos, tsunamis e inundaciones, entre otros.

González explicó a los embajadores que este plan de prevención se centra en una política de restitución de derechos, en que el objetivo primario es la defensa de la vida, ya que [email protected] debemos de ser protagonistas del desarrollo de nuestro país. Hizo ver que en el modelo de prevención se promueve la participación activa de [email protected] [email protected] en los planes y diseños de seguridad en barrios y comunidades, en alianza con las instituciones del Estado o Gobierno Sandinista.

Este conversatorio se enmarca en la realización de un Simulacro Nacional ante tsunami y terremoto el próximo 16 de marzo, el cual iniciará con un hipotético sismo mayor a los 7 grados en la escala de Richter. Por el gobierno participaron de este encuentro el vicecanciller Valdrack Jaentschke, la ministra de Salud, Sonia Castro, el viceministro de Gobernación, Carlos Najar, el Comisionado General y Subdirector de la Policía Nacional Francisco Díaz y autoridades de la Defensa Civil.

Se repetirá ejercicio en tres ocasiones

En Nicaragua se impulsa una permanente y constante capacitación en temas de prevención ante los desastres naturales, por tanto este tipo ejercicio se repetirá en junio, agosto y noviembre, pero con énfasis en inundaciones o en incendios estructurales anunció González. Estos ejercicios forman parte del Plan Nacional de Desarrollo Humano que promueve el Gobierno Sandinista.

De acuerdo a un informe de la CEPAL y que fue citado por González, revela que en los últimos 20 o 30 años se ha perdido más de 6 mil millones de dólares, producto de los daños que han ocasionado los diferentes fenómenos naturales que han afectado al país.

“Esto ha hecho que para el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, el tema de la atención a desastres se coloca como una de las principales prioridades, especialmente si tomamos en consideración que el Plan Nacional de Desarrollo ubica al ser humano como el elemento más importante del desarrollo en Nicaragua”, señaló.

Y ante esto el presidente Daniel ha orientado el fortalecimiento del sistema de atención y prevención, en el cual todas las instituciones se articulan para poner en práctica una política de gestión de riesgo, que permita la atención, no solamente de la emergencia, sino de todo relacionado a la prevención de los desastres.

Detalló que este sistema se basa en un Plan Contingente con cinco ejes, entre estos el Plan Invierno que prioriza los territorios y puntos críticos que históricamente se ven afectados, un plan anti incendio en periodo de verano, un plan contra huracanes, contra las erupciones volcánicas, para atender en caso de terremotos y otro contra tsunami.

“Nuestro modelo se basa fundamentalmente en una participación activa, organizada, consciente, informada y desde las personas, las familias y comunidades, participan en el diseño, elaboración de los planes, de las acciones que se realizan desde el nivel local”, puntualizó González.

Igualmente González refrendó que se promueve un Plan Nacional de Capacitación, que incluye a las familias, otro relacionado a la seguridad escolar, a la comunidad, todos basados con elementos de solidaridad y complementariedad. Estas capacitaciones se brindan recomendaciones que hacer, antes, durante y después de un hecho natural.