El Ministro de Relaciones Exteriores, Samuel Santos López, manifestó que Nicaragua y Alemania se encuentran vinculados por más de un siglo de historia y amistad iniciada en 1852, alcanzando mayor solidez en los años 80 con el Triunfo de la Revolución Popular Sandinista cuando el pueblo alemán brindó a Nicaragua la mayor muestra de hermandad, solidaridad, cooperación y respeto, que la Embajadora Betina Kern con gran dedicación ha logrado mantener durante el ejercicio de su misión diplomática.

El Canciller recordó que durante los cuatro años de misión en Nicaragua, la Embajadora Kern se ha distinguido por su voluntad de estudiar y conocer la idiosincrasia de nuestro pueblo, desarrollando con éxito su misión, expresando libremente sus criterios, pero también por el apoyo brindado en términos de cooperación hacia el país pinolero.

Destacó el apoyo en el desarrollo de proyectos de agua y saneamiento como la Planta de Tratamiento de Managua, Saneamiento del Lago de Managua y el Lago de Granada así como el impulso de programas a través del hermanamiento entre ciudades alemanas y nicaragüenses.

“Le aseguramos señora Embajadora, que el Gobierno de Nicaragua continuará administrando los recursos de la cooperación en la forma transparente que nos ha caracterizado y hecho merecedores de diversos reconocimientos internacionales por el satisfactorio cumplimiento de las metas propuestas en los proyectos financiados por la cooperación”, agregó Santos.

La Embajadora Kern afirmó sentirse muy feliz y honrada con la imposición de la Orden José de Marcoleta en el Grado de Gran Cruz, dado que es una insignia y distinción que llevará siempre con orgullo.

“Quisiera agradecer a este Gobierno (Sandinista) por la libertad con que me he podido mover en el país y encontrarme con quien quisiera, con la oposición, con la sociedad civil y naturalmente con el Gobierno”, expresó la diplomática alemana.

Aseveró que Nicaragua es un país de una extraordinaria belleza y con gente particularmente amable, con una sociedad civil de la cual se pueden sentir orgullos los nicaragüenses.

La Orden José de Marcoleta en el Grado de Gran Cruz, es la máxima distinción que otorga el Gobierno de Nicaragua a diplomáticos extranjeros que realizan una destacada labor a favor de la amistad y la cooperación con la República de Nicaragua.