El líder latinoamericano de los últimos tiempos, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, logró incorporar a la juventud en la lucha por la unidad de la Patria Grande. A dos años de su paso a la inmortalidad, la juventud nicaragüense le rinde homenaje y recuerda el encuentro en el cual el Gigante de América los invitó a trabajar por la conciencia de los pueblos latinoamericanos.

“10 de enero de 2012, fue un día inolvidable”, recuerda la joven Itscra Díaz. “Él se regresó a hablar y compartir con nosotros, nos hablaba como un chavalo igual a nosotros. Él se acercó físicamente a nosotros, (pudimos) sentir su calor humano. Nos dijo que no nos detuviéramos en nuestra lucha, que fuéramos persistentes, luchadores”, relató emocionada la joven.

“Para mí fue un honor haberlo conocido, fue un ser humano espontáneo, una persona humilde y no había límites entre el pueblo y él”, agrega la joven.

El espíritu de Chávez vive en la juventud nicaragüense que cada día le rinde homenaje en las realizaciones de un proyecto de nación y de integración latinoamericanista.

Griselda Ríos, otra joven miembro de la Juventud Sandinista, asegura que en aquel encuentro con Chávez, el Gigante de América, les animó a trabajar no sólo por Nicaragua, sino a asumir un compromiso para con toda Latinoamérica.

A nosotros nos toca “trasmitir ese mensaje que el Comandante Chávez nos dejó a la juventud, que es trabajar por la conciencia de nuestros pueblos latinoamericanos, desde acciones solidarias con el pueblo, ahí radica la verdadera acción del trabajo revolucionario”, explica Ríos.

Para esta joven es en ese acercamiento con el pueblo, donde reside y nace el sentimiento revolucionario que inculcó el Comandante Eterno Hugo Chávez.

Eso también lo vivimos en cada encuentro que tenemos con los líderes, con Daniel y Rosario, porque son encuentros abiertos para la población, son encuentros donde el pueblo puede llegar a consultar, a decir esta es mi necesidad y este es el gobierno que resuelve, comenta Ríos.

Griselda asegura que aunque el Comandante Chávez físicamente no se encuentra entre nosotros podemos sentir su calor humano el cual se traduce en acciones solidarias en educación, salud y desarrollo social para las familias nicaragüenses.

Rompiendo barreras y construyendo sueños

El Comandante Hugo Chávez fue un gran amigo de la juventud venezolana y latinoamericana y en su proyecto de unificar la patria grande logró darle protagonismo a las juventudes de Latinoamérica, particularmente de Nicaragua.

Así lo confirman miles de estudiantes que gracias al ALBA se profesionalizan en la universidad o reciben cursos técnicos en artes industriales.

Miguel González, estudiante de refrigeración industrial, en el Tecnológico Nacional Industrial Hugo Chávez Frías, reconoce que la generosidad y solidaridad del Comandante Hugo Chávez con los pueblos de Nuestramérica, está logrando que miles de jóvenes rompan las barreras de la pobreza y comiencen a construir sus sueños.

“Esto es una oportunidad que nos dan a nosotros a través de una Beca ALBA, aquí se rompen las barreras, yo tengo 50 años y todavía tengo anhelo de seguir estudiando y sacar una carrera técnica. Mi propósito es llegar a tener mi propio negocio y salir adelante y conseguir mejor calidad de vida para mi familia”, comenta González.

Este joven reconoce que la puesta en práctica de los ideales del Comandante Chávez está cambiando la vida de los nicaragüenses.

“Los ideales de Chávez traspasan el tiempo y mejoran las condiciones de vida de la población”, aseguró el joven.