Como parte de las políticas de restitución de derechos del Buen Gobierno del Comandante Daniel Ortega, desde el MINSA se están impulsando programas integrales dirigidos a garantizar la salud de las mujeres, con un enfoque de prevención de las enfermedades.

Desde el 2007, año en que asumió la Presidencia el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, junto al FSLN, la administración del país ha venido impulsando una serie de programas que brindan protagonismo a las mujeres, particularmente en el sector salud, área en que no solamente se han dotado de equipos tecnológicos que ayudan a la realización de exámenes de prevención, sino también el incremento de personal médico especializado para la atención de este segmento de la población.

Para garantizar una atención de calidad y más cercana al domicilio de las mujeres, se han aumentado la cantidad de especialistas Gineco-obstetras en el sistema público, pasando de 149 en 2006 a 320 en 2014. Además se han formado más de 100 nuevos especialistas y otros 60 están siendo formados.

De igual manera el número de enfermeras obstetras se ha incrementado, pasando de 20 en 2006 a 575 en el 2014. El año pasado se inició la formación de 500 Auxiliares de Salud del Modelo de Salud Familiar y Comunitaria (MOSAFC), las que son originarias de las comunidades rurales del interior del país.

A partir de este fortalecimiento de las capacidades científicas y especializadas en el sistema público en salud, las consultas integrales brindadas en las unidades de salud a las mujeres, han pasado de 6,7 millones en 2006 a 13.9 millones en 2014, todo un logro para este sector.

Así mismo, en 2006 se registraron 197,883 egresos hospitalarios de mujeres, incrementándose en 2014 a 286,610 egresos hospitalarios.

Reducción de la Mortalidad Materna

Otra estrategia en salud que ha brindado buenos resultados, incluso ha sido reconocida a nivel internacional por diversas instituciones, es el impulso de las Casas Maternas como centros de lucha contra la mortalidad materna.

En el 2006, último año de la nefasta época liberal, apenas se contaba con 50 Casas Maternas que albergaron ese año a 9,205 mujeres embarazadas, pero ahora con el decidido respaldo del Comandante Daniel y la compañera Rosario, en Nicaragua existen 169 Casas Maternas en 2014, las que albergaron a 39,990 mujeres embarazadas provenientes principalmente de lugares con difícil acceso.

Ese incremento en la atención de las mujeres embarazadas, ha permitido reducir la mortalidad materna a 38.9 mujeres por cada 100 mil nacidos vivos registrados (54 defunciones), en cambio este índice en el 2006 era de 92.8 mujeres por cada 100 mil nacidos, es decir 92.8 mujeres.

Para alcanzar estos logros, parte de los ejes estratégicos tienen que ver con la participación de las Parteras y su valor en la comunidad. En 2006 no existían registros del número de parteras existentes en el país, pero gracias al esfuerzo y voluntad del gobierno por reconocer el trabajo de estas compañeras, ya existe un registro de 5,947 parteras capacitadas e integradas al Modelo de Salud Familiar y Comunitario.

Otro aspecto que ha permitido disminuir la muertes maternas, es el incremento de Partos Asistidos y Humanizados, pasando de 87,350 en 2006 a 111 mil 757 en el 2014.

Prevención del Cáncer en las mujeres

Un aspecto importante que reconocen las mujeres nicaragüenses, es que las consultas integrales han permitido aumentar el número de pruebas de Papanicolao el año pasadom con 443 mil 21 mujeres atendidas, mientras en el 2006 se realizaron apenas 166 mil 36 exámenes para detectar lesiones del cuello uterino a igual número de mujeres.

En relación al tratamiento del cáncer del cuello uterino, en 2006 se atendieron a 1,200 mujeres y se brindaron 7,200 ciclos de tratamiento oncológico para el Cáncer Cérvico-Uterino, mientras que en el 2014 se atendieron a 3,600 mujeres y se dieron 21,600 ciclos de tratamiento en el Hospital de la mujer Bertha Calderón Roque. Complementariamente en 2013, se realizó un curso Básico de Colposcopia dirigido a 15 Gineco-obstetras.

En el 2006 en el Centro Nacional de Radioterapia Nora Astorga, se atendieron a 1,194 pacientes y se brindaron 21,736 sesiones de tratamiento oncológico para el cáncer cérvico uterino, mientras que en el 2014 se atendieron a 1,511 mujeres y se realizaron 29,837 sesiones de tratamiento.

En el caso del cáncer de mamas, en el 2006 se contaba con apenas 3 mamógrafos en todo el país, con los que se realizaron 1,581 mamografías, para 2014 el número de mamógrafos se incrementó a 12, con los que se realizaron 18,474 mamografías, para la detección temprana del cáncer de mamas y con ello ayudar a preservar la vida de miles de mujeres nicaragüenses.

Prevención del VIH

En esta incansable tarea de incrementar el acceso a los servicios de salud a las mujeres, el Gobierno Sandinista, a través del MINSA, fortaleció el programa de prevención y atención al VIH-Sida, lográndose realizar pruebas en el 2014 a 139 mil 279 mujeres embarazadas, con lo que se realiza un diagnóstico temprano para evitar la transmisión del virus de VIH de la madre al niñ@. En el 2006 el gobierno liberal de Enrique Bolaños solamente realizó 18,080 pruebas de VIH a mujeres embarazadas

La transmisión del VIH de la madre al niñ@ en el 2006 fue de 55% (23 niños nacieron con VIH de 42 embarazadas con pruebas de VIH positivas), en el año 2014 fue de 1.6% (2 niños nacieron con VIH de 119 embarazadas VIH positivas).

Mujeres trabajadoras al servicio del pueblo

En el aspecto laboral, el gobierno del Presidente Daniel viene brindando mayores oportunidades a las mujeres, en el 2014 en el Ministerio de Salud se registran unas 20 mil 712 mujeres, lo que representa un 66% de la fuerza laboral existe en esta entidad. En el 2006 se contabilizaban 15,444 mujeres contratadas en el MINSA.

Múltiples reconocimientos

La buena ejecución de cada uno de estos programas y los buenos resultados obtenidos, ha hecho que la política en salud orientada hacia la población y particularmente hacia las mujeres, sea reconocida por diferentes organismos e instituciones, entre estos el primer lugar logrado en agosto del 2007 en el concurso Iberoamericano de buenas prácticas en promoción de la salud en el ámbito escolar y que fue otorgado por la Organización Panamericana de la Salud.

También se obtuvo en octubre del 2008, un segundo lugar a la innovación para el Desarrollo Humano, con el proyecto Estandarización de un Kit de prueba rápida para el diagnóstico temprano de Leptospirosis humana.

En el 2010 las Naciones Unidas y la Cooperación Sur-Sur otorga el premio a la Excelencia, en reconocimiento al Proyecto de Fortalecimiento Básico y Educación Continua en Enfermería de Nicaragua.

La Organización Panamericana de la Salud otorga en el 2011, el Premio Campeón de la Malaria de las Américas, por el Programa de vigilancia comunitaria de la malaria en sitios centinela. En el 2011 las Naciones Unidas otorga el premio Américas 2011, como reconocimiento al esfuerzo por mejorar la salud materna y especialmente por la estrategia de Casas Maternas.

Igualmente se logra el primer lugar a la Innovación 2012. “Kit de ELISA IgM para el diagnostico de dengue”, reconocimiento otorgado por la Vice Presidencia de la República y Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (CONICYT), que también otorgó el segundo lugar al proyecto “Adaptación del ensayo de unión de oligonucleótidos, (OLA) para la detección de resistencia a los antirretrovirales a partir de muestras de sangre y plasma secos en papel de Nicaragua.”

Reconocimiento de parte de la Unidad VIH del Centro de Estudios en Salud de la Universidad del Valle de Guatemala, por la realización de la encuesta Centroamericana del Comportamiento Sexual y Prevalencia de VIH e ITS en poblaciones vulnerables de Nicaragua entre el 2009-2010.

Y también la OPS premio recientemente el programa de inmunización "Garantizando Cobertura y el Mejoramiento de la Calidad de la Vacunación en el SILAIS Matagalpa con la participación de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida".