“En esto hay que estar claro que estamos en el proceso de las investigaciones, que la están haciendo nuestras instituciones tan serias como la Policía (Nacional), el Ejército de Nicaragua y el sistema judicial nicaragüense, que han demostrado una extraordinaria seriedad a través de los diferentes casos y eficiencia que se han encontrado y hay que esperar que esto avance para tomar una decisión”, contestó el canciller al ser consultado si habría una Nota de Protesta al gobierno colombiano de Manuel Santos. Las declaraciones del canciller se dieron durante una visita que realizó a la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional.

La semana pasada el Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés Castillo, reveló la identidad de Ríos Castaño, quien habría pagado a dos oficiales nacionales para que le dieran información restringida y calificada.

El acusado Luis Felipe Ríos Castaño, de nacionalidad colombiana, realizó labor de espionaje en contra del Ejército de Nicaragua entre los meses de junio 2011 y junio de 2012, señala la acusación presentada por el Ministerio Público.

Su objetivo era la obtención y recolección de información restringida, reservada y clasificada por el Ejército de Nicaragua para ser transmitida al Comando General de las Fuerzas Armadas de Colombia, añade el libelo acusatorio presentado por las autoridades.

El Fiscal Especial Armando Juárez ha reiterado que Ríos Castaño tiene vínculos con el Comando de las Fuerzas de las Fuerzas Armadas colombianas. Juárez agregó que la inteligencia militar y policial nicaragüense tiene suficientes pruebas que incriminan al colombiano como un agente de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Colombia y que su presencia en el país no era precisamente para recoger información periodística.