Amor, voluntad y disposición es parte de los ingredientes que las madres de familias agregan en la preparación de la merienda escolar, que se reparte a niños y niñas de la Escuela Elena Ortiz Flores, ubicada en el barrio Indígena de Monimbó, en el departamento de Masaya.

Desde las 6 y 30 de la mañana un grupo de mujeres madres de familia, se reúnen en una cocina improvisada ubicada en el centro escolar, para preparar los alimentos que forman parte de la Merienda Escolar que garantiza el Gobierno Sandinista con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Palmeando tortillas encontramos a Gregoria del Carmen, de 32 años, quien forma parte del grupo de mujeres que preparan esta nutritiva y deliciosa comida.

“Tengo dos niños estudiando en este colegio y nuestro aporte es garantizar que esa comidita llegue a cada niño o niña; como padres a veces no tenemos para el desayuno de nuestros hijos y aquí les garantizan su merienda, eso ayuda a la economía de los padres y que los niños tengan una mejor alimentación”, dijo Gregoria.

El humo y el sofocante calor de esa cocina no es impedimento para estas mujeres que agilizan el proceso para tener a tiempo el alimento.

El fuego bien atizado es la ayuda perfecta para que rápidamente el arroz que se observa en un enorme perol se vaya cocinando; mientras Ileana del Carmen, con cucharón en mano, va removiendo este alimento esencial en la dieta de los nicaragüenses, y nos cuenta que solo este gobierno promueve este tipo de programas.

“Me parece bien participar en la preparación de esta comidita, hay niños que no vienen desayunados y aquí ya tienen la alimentación garantizada. Sólo con este gobierno he visto este tipo de programas que garantiza el alimento a los menores”, dijo la joven madre.

Joanna de los Ángeles Guerrero Martínez, es una madre de 2 niños que reconoce que su aporte beneficia no sólo a sus hijos, sino también a todos los niños de esta escuela.

“Yo estoy agradecida con el gobierno porque impulsa este tipo de programas y nosotros como madres de familia tenemos que colaborar porque es para beneficios de nuestros hijos”.

Luego de 2 horas de arduo trabajo, todo está listo; los frijoles recién cocidos se mezclan con el arroz para un exquisito gallo pinto acompañado de unas tortillas recién salidas del comal, más una bebida de cereal fortificado forma parte de la Merienda Escolar.

Con su plato, vaso y cuchara en mano, los pequeños estudiantes hacen fila de forma ordenada, mientras las madres de familia se encargan de servir este alimento elaborado con amor y cariño.

“En la escuela no nos ha faltado la comidita, y eso es bueno porque nos ayuda a la alimentación y además nos ayuda a estudiar más en las clases”, afirma el estudiante Ezequiel González.

Gabriel Alejandro Hernández, es otro de los estudiantes protagonistas de este programa que mientras recibía su alimento afirma que se siente contento de recibir esta comida de parte del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, “Hay padres que no tienen para cocinarles a sus niños en las mañanas, otros salen muy temprano y no les da tiempo de hacer desayuno a sus hijos”.

Abigail Cornejo, de 10 años cursa el 4to. grado de primaria, dijo que “este alimento nos ayuda a darnos fuerzas para los estudios, es un alimento nutritivo que nos da más sabiduría”.

Una buena alimentación garantiza un mejor rendimiento académico

Para la profesora Darling María Gómez Prado, La Merienda Escolar les ayuda mucho a los estudiantes en el rendimiento académico: “Si un niño está con su barriguita llena, él va a tener entusiasmo y fuerza para aprender, porque el niño que tiene hambre y no está bien alimentado no me va a rendir en la escuela, ¿con qué interés me va a poner atención en las clases?”.

“Hay niños que vienen a la escuela sin comer porque hay padres que salen muy temprano a sus trabajos, entonces los niños vienen entusiasmados a clases porque saben que vienen a comer su arroz, frijolitos, cereal”, agregó la joven docente.

Javier Moncada, Director de la Escuela Elena Ortiz, dijo que el Gobierno Sandinista viene a restituir el derecho de los niños con el programa de la Merienda Escolar.

“Con el apoyo de los padres, de la Comitiva de Alimentos Escolares (CAE), la comunidad entera ha visto que esta responsabilidad es compartida, no sólo de parte del Gobierno, esto tiene que ver con la promoción de los valores solidarios”, explicó.

A inicios del año este centro escolar recibió la entrega de la Merienda Escolar que llega a 330 niños del turno de la mañana y 130 en el turno de la tarde para un total de 460 niños de pre-escolar y primaria, protagonistas de esta merienda compuesta por arroz, frijol, maíz, aceite y cereal fortificado.

Gallo pinto, enchiladas con frijoles molidos, entre otros platillos se elaboran para hacer más atractiva y variada la Merienda. El aporte de las madres y padres de familia es esencial para realizar con éxito este programa de la Merienda Escolar que llega a esos niños y niñas que asisten a la escuela a adquirir nuevos conocimientos, acompañado de una alimentación nutritiva.