El Ministerio de Salud (MINSA), en conjunto con el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA) y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), realizaron el primer encuentro Nacional de Médicos Naturistas y Terapias Alternativas, en el que participaron Productores y comercializadores de plantas medicinales, conocedores y profesionales en el tema de medicina natural.

Este encuentro, que se realizó en el auditorio de Medicina Natural y Terapias Complementarias, forma parte de la estrategia del Gobierno Sandinista para promover todo lo que es la medicina natural, así lo afirmó María José Mendoza, Directora del Instituto de Medicina Natural y Terapias Complementarias.

“El objetivo central de este encuentro es un intercambio de experiencias para conocer cuál es la situación que tenemos con los productores de plantas medicinales, cuáles son sus retos y desafíos, qué nos plantean para poder desarrollar la estrategia de forma conjunta”, explicó.

Mendoza dijo que como Ministerio de Salud, hay una serie de retos que vienen trabajando en conjunto, entre ellos la estrategia de lo que es la revitalización y rescate de saberes ancestrales, “pero también queremos institucionalizar todo este conocimiento de medicina natural y nuestra misión es la formación de profesionales de la salud en terapias complementarias y medicina natural”.

“Hemos venido haciendo encuentros locales y hoy realizamos un encuentro nacional que se realiza para conocer las necesidades e inquietudes de este sector, además de los retos y desafíos en términos de producción, de transformación, promoción y comercialización”, dijo el Director de promoción y comercialización de Pequeños Negocios, José Manuel Matute.

La investigadora del INTA, Yorlin Luna, dio a conocer que han venido trabajando con los productores de plantas medicinales, articulando las redes de trabajo, y consolidando cada uno de los ejes de trabajo.

“Iniciamos con un acercamiento inicial a productores y comerciantes indígenas, ese acercamiento inicial y una construcción colectiva de los procesos investigativos”, aseguró.

“Articulado con la Universidad Nacional Agraria (UNA) y la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), el INTA está avanzando en 6 investigaciones en medicina natural en diferentes partes del país, en Estelí, Masaya, Carazo” añadió Luna.

Se ha avanzado en la elaboración y ejecución de investigaciones y están en proceso otras investigaciones principalmente en agroindustria, el procesamiento agroindustrial de diferentes plantas medicinales.

Los asistentes también conocieron de la Ley 774, la ley de medicina natural y terapias complementarias, que tiene por objeto restituir el derecho de las personas que practican la medicina natural de tener opción y el desarrollo de esta práctica.

“El registro sanitario garantiza mayor seguridad en el producto, la licencia de los establecimientos, entre otros, son importantes procesos regulatorios que este sector debe cumplir”, dijo Tania García, Directora General de Regulación Sanitaria.

“La ley plantea que de la medicina que normalmente utilizamos y conocemos en las unidades hospitalarias la podamos complementar con la medicina natural”.

Por su parte, Sandra Mercedes Arauz, dijo que este es un encuentro excelente, “nosotros nos hemos desarrollado y aprendido de cada capacitación, uno como productor de la medicina natural con estos encuentros también adquirimos nuevos conocimientos para podernos desarrollar”, dijo Sandra Mercedes Arauz, propietaria del negocio de medicina natural productos del campo.