El homenaje artístico de los alumnos del Colegio 43 de San Petersburgo al héroe nicaragüense Augusto César Sandino, en el aniversario 81 de su asesinato, resultó hoy un canto a la justicia y la independencia en Latinoamérica.

Con guión y dirección de Elena Petroyán, profesora de español graduada en los años 90 del siglo pasado en Santiago de Cuba, la gala fue un recorrido por la vida del General de Hombres Libres, que incluyó coherentemente música, poesía y danza de autores de la región.

El espectáculo, ofrecido en la sede de la embajada de Nicaragua en Moscú, contó con la presencia de representantes diplomáticos de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), y comenzó con una ofrenda floral ante el busto del Héroe de las Segovias.

Allí una de las estudiantes, llegada de San Petersburgo especialmente para la ocasión, declamó en español los versos escritos por Miguel Angel Asturias en homenaje al líder insurrecto que obligó a las tropas norteamericanas a retirarse de Nicaragua en 1933.

Una dramatización en español de Abdala, del Héroe Nacional cubano, José Martí, abrió la gala, en recordación de los próceres de quienes el revolucionario nicaraguense tomó la estafeta latinoamericanista e independentista, según explicó Petroyán, quien ofició de presentadora.

Un homenaje a Che Guevara y al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, a dos años de su deceso, fue la canción Hasta siempre comandante, del cubano Carlos Puebla.

Las versiones del tema musical Ata una cinta amarilla al viejo roble, en inglés y español, rindieron tributo a quienes con su solidaridad hicieron posible el retorno a Cuba de los cinco antiterroristas que permanecieron encarcelados en Estados Unidos.

Durante largo tiempo, la poesía del nicaragüense Rubén Darío fue estudiada por los alumnos del Colegio 43 para esta ocasión, y esto se reflejó en la forma dinámica en que fue intercalada junto a la música y la danza en el recorrido por la vida de Sandino.

Fundadora del Club de Amigos de Cuba en San Petersburgo, Petroyan hace suyo el concepto martiano de Nuestra América y esa visión se reflejó en el espectáculo.

Nicaragua reciprocó el gesto solidario a través de los niños Róger y Camilo, hijos de funcionarios que cumplen misión en Rusia, quienes provocaron aplausos con poemas en ruso de Alexander Pushkin, a quienes se unió la nueva canción de su país.

Al agradecer la acción solidaria de la profesora y los alumnos del Colegio 43, el embajador de Nicaragua en Rusia, Juan Ernesto Vázquez, destacó la similitud entre Sandino y el pueblo soviético, que derrotó hace 70 años a los invasores alemanes en la Gran Guerra Patria.

El patriotismo es el denominador común entre uno y otros, por eso en estos tiempos en que el fascismo resurge en el mundo, debemos seguir esos ejemplos y ser patriotas, señaló el diplomático.