La Alcaldía de Managua (ALMA) dio a conocer este martes las razones por las cuales está prohibida la entrada a la Planta Procesadora de Basura (antes conocida como ‘La Chureca’), ubicada en el Barrio Acahualinca, distrito II de la capital.

Al tener conocimiento que un grupo de compañeros querían entrar a esta zona, el Vicealcalde de Managua, compañero Enrique Armas, explicó que aquí no está permitido el paso, tomando en cuenta que es una planta de tratamiento de desechos sólidos, donde hay gases subterráneos altamente peligrosos, y donde circulan vehículos y maquinaria de carga pesada.

“Esa zona ya no es un botadero al aire libre, sino que ahora existe una planta de tratamiento de desechos. Esta planta opera con estrictas medidas de seguridad, debido a la gran cantidad de gas que existe”, detalló Armas.

El Vicealcalde indicó que el vertedero “La Chureca ya no existe”, sino que ahora es una Planta de Procesamiento de Desechos, administrada por la Alcaldía de Managua, y donde trabajan más de 500 compañeros bajo condiciones de estricta seguridad.

El compañero Mauricio Díaz, Director de la Planta de Tratamiento de Desechos, expuso que esta es un área muy susceptible, debido a que en la misma se trabajan residuos sólidos, y donde si se llegase a provocar un incendio, podrá haber una catástrofe, debido a la acumulación de gases subterráneos.

Por su parte, la compañera Elvira Reyes, Co-Directora del Proyecto Acahualinca, recordó que el Gobierno Sandinista, junto a la Cooperación Española, trabajó mucho para que en aquel entonces el basurero ‘La Chureca’, se convirtiera en un relleno municipal con todas las condiciones sanitarias y de seguridad que es hoy.

Las familias que trabajaban en ese entonces, se incorporaron a los procesos de producción de la planta procesadora de basura; se les construyó una ciudadela completa, con centenares de viviendas solidarias, escuelas, centros de salud y áreas recreativas, para que vivieran en condiciones dignas.

Autoridades municipales, reiteraron que “La Chureca ya no existe”, sino una planta de tratamiento de basura, a la cual solamente tienen acceso los más de 500 trabajadores, bajo condiciones de seguridad extremas. En este sentido, indicaron que la Policía Nacional, a fin de proteger la vida de las familias, estará resguardando este sitio.