Pobladores del barrio Villa Nueva en el Distrito III de Managua, demandaron de la Policía Nacional mayor presencia en horas de la noche, así como visitas de los miembros de la Consejería Familiar de cara a reducir los indices delictivos y la violencia intrafamiliar.

Más de un centenar de [email protected] de este barrio, intercambiaron con las autoridades, a fin de encontrar soluciones a los problemas que aquejan a las familias, entre estos los robos con intimidación y la violencia domestica.

En Nicaragua por orientación del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, la Policía Nacional ejecuta diversos planes que conllevan mayor seguridad ciudadana y estos encuentros forman parte de esos ejes de trabajo.

Julio César Monzón, expresó que el encuentro permite exponer sus problemas, para que en conjunto con la Policía Nacional, se les encuentre las soluciones que ayuden a mejorar la seguridad ciudadana.

“Se les va a plantear los asaltos con motos a las autoridades para que tomen las medidas necesarias y estamos claros que la comunicación es lo primordial. Nosotros hemos llamado a toda la población a que asista a la asamblea y saber cuáles son los problemas que existen en el territorio y de esa manera buscar las respuesta entre todos”, indicó Monzón.

María Elena Rosales, secretaria de organización del Distrito III, manifestó que con este encuentro, ya son 22 las Asambleas de Seguridad Ciudadana que se realizan en esta zona y la principal demanda, es aumentar el patrullaje policial en cada barrio.

“Estamos claros que esto tiene que ser en una alianza entre la Policía, la Comunidad y los líderes comunitarios y políticos, para seguir garantizando que Nicaragua sea el país más seguro de Centroamérica”, dijo Rosales.

Participación de comunidad es fundamental

“Le hemos explicado a la población que la Policía no tiene el recurso suficiente como para poner un policía en cada barrio, pero sin embargo desde la comunidad organizada les pedimos que mantengan una vigilancia en los puntos más críticos, de manera que si hay presencia de la población difícilmente se puedan dar asaltos”, agregó Rosales.

Thelma Corea, planteó que para fortalecer la seguridad, se requiere la participación decisiva de la comunidad, tal y como lo demanda el nuevo modelo de desarrollo que promueve el Gobierno Sandinista.

“Creemos que son oportunas estas asambleas de reflexión para tomar acciones en conjunto y como ciudadanos somos los primeros que tenemos que velar por la seguridad en nuestros barrios y con el apoyo de la Policía”, señaló Corea.

El comisionado Juan Roberto Ulloa, Jefe de la Delegación Policial en San Judas, expresó que los encuentros le han permitido recoger las inquietudes de las familias, a fin de poder fortalecer cada uno de los planes de seguridad.

“Vamos a ajustar nuestros planes de cara a mantener mayor presencia policial en cada lugar. Estas reuniones es parte de ese sentir, de ese ser que tenemos que trabajar junto a la población”, puntualizó Ulloa.