Feierstein destacó que el aporte financiero en Cuba y Venezuela sigue siendo “muy importante para aquellos grupos cívicos que están luchando por los derechos humanos y por la democracia”, exclusivamente los que pertenecen a la oposición en estas naciones.

Por otro lado, aseguró que la ayuda económica a organizaciones en Bolivia, Ecuador y Nicaragua “está bajando, no está subiendo”, aunque no precisó cifras en ninguno de los casos.

El capo de la Usaid para América Latina precisó que pese a los recortes realizados a esos tres países, durante este 2012, el apoyo sigue siendo importante, porque los recursos van destinados a la promoción y lucha por la “democracia”.

El funcionario ofreció estas declaraciones durante un evento en el que la Usaid anunció su retiro de Panamá, argumentando el “crecimiento económico” presentado por este país.

En 2002, Feierstein fue asesor en la campaña electoral del expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada y su Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

El Gobierno boliviano ha denunciado que Feierstein fue uno de los responsables intelectuales de la muerte de 67 personas, y las lesiones de unas 400, en su mayoría civiles, durante la denominada ‘Guerra del gas’, en octubre 2003. Actualmente es solicitado por la justicia boliviana y tiene su residencia en Estados Unidos.

Otros cargos que ha ocupado son “Gerente de Proyecto” en Nicaragua, en los años 90 durante la operación sucia realizada por la National Endowment for Democracy (NED), subsidiario de la Usaid.

También fue director para América Latina y el Caribe del Instituto Democrático Nacional, otro instrumento de injerencia imperial subsidiado por la Usaid; y luego Asesor Especial del Embajador estadounidense en la Organización de los Estados Americanos (OEA).