El Gobierno Sandinista, a través de la Policía Nacional, continúa desarrollando el Plan de Reforzamiento de la Seguridad Ciudadana desde cada uno de los espacios que garantizan la tranquilidad de las familias nicaragüenses, atendiendo sus principales demandas, es por ello que al igual que el trabajo de patrullaje y la prevención del delito, los agentes del orden brindan sus servicios a la población a través de la línea de emergencia 118.

A través del Centro de Emergencias, la institución policial recepciona un total de cinco mil llamadas diarias, siendo la causa más frecuente los accidentes de tránsito. En el caso de la capital, se cuenta con un centro de llamadas, contando con un sistema de identificación de llamadas y de manera automática se desarrolla la transferencia de llamadas a los centros de otros departamentos del país.

“Las estadísticas del 2015 dentro de las llamadas de emergencia a la línea 118, el 15% de ellas son catalogadas como llamadas reales, de este porcentaje el 4.57% son llamada en las que se reportan accidentes de tránsito, 3% faltas penales, 3.3% están relacionadas a actividades delictivas, un 0.30% relacionado a denuncias por alteraciones al orden publico por parte de grupos juveniles y el 2.30% tiene que ver con avisos de situaciones que son catalogadas como sospechosas por la población”, destacó el Comisionado Tomás Velázquez, Jefe del Departamento de Vigilancia y Patrullaje.

El modelo de Seguridad Ciudadana que se desarrolla a nivel nacional, ha permitido que Nicaragua se posicione como el país más seguro de la región, logrando de esta manera ser ejemplo para países vecinos, tomando en cuenta que la recepción de llamadas y la pronta respuesta de las autoridades se desarrolla en el menor tiempo posible.

“El sistema de la línea 118 es muy especial, diferido a los demás países centroamericanos ya que en Nicaragua el servicio es gratuito y cualquier ciudadano sin necesidad de tener saldo en su teléfono celular puede hacer una llamada a nuestra línea, acercando de esta manera nuestros servicios a la población. Contamos con un sistema que de forma digital nos proporciona la información necesaria, como el distrito donde se desarrolla el delito y el servicio que requiere ese tipo de llamada” refirió.

“Tenemos un sistema totalmente automatizado, elaborado por nuestra dirección de telemática y que cuenta con las bases de datos de todo el país, muchos números de teléfonos ya están registrados en nuestra base de datos, lo cual permite identificar quien realiza la llamada, facilitando de esta manera el trabajo a desarrollar en el sitio”, señaló.

Sumado al Plan de Reforzamiento de Seguridad Ciudadana, la Policía a través del Centro de Emergencia trabaja la reingeniería del servicio y de esta manera brindar una mejor atención a la ciudadanía.

“Estamos trabajando en un modelo de reingeniería de nuestro sistema, el cual incluye la grabación de voces, judicialización de casos de los ciudadanos que obstruyen las comunicaciones a través de las llamadas no válidas, ya que al realizar llamadas falsas, el sistema se obstruye evitando que las llamadas reales sean atendidas. Estaremos implementando el aumento en los operadores telefónicos tomando en cuenta que actualmente contamos con ocho, sin embargo pretendemos aumentar la cantidad a dieciséis agentes que atenderán nuestra línea 118”, concluyó Velásquez.