La primera oleada de turistas nacionales y extranjeros, desde ya ha inundando las hermosas playas del Pacífico nicaragüense. Este fin de semana, los visitantes han destacado las playas de Nicaragua como paradisíacas, seguras y limpias.

El equipo periodístico de El 19 Digital realizó una visita al balneario Pochomil, uno de las playas, ubicadas en el municipio de San Rafael del Sur, más visitas por turistas durante todo el año, sobre todo entre los meses de diciembre y abril.

Desde que llegamos a Pochomil, pudimos conversar con una amplia familia de turistas que venían desde Miami (Estados Unidos). Los encontramos refrescándose con algunos jugos naturales, y almorzando pescado frito, mientras compartían en grupo.

Henry Avilés, quien formaba parte de este grupo, indicó que tomando en cuenta las vacaciones, cada año deciden visitar un lugar distinto, y esa vez quisieron venir a Nicaragua por sus playas.

“La hemos pasado excelente. Ya habíamos ido a Corn Island 4 días, y es lindo. De Pochomil nos ha gustado el servicio, la tranquilidad, el ambiente”, expresó, además de detallar que se ha hecho acompañar en esta travesía de su papá, sus dos hermanos y su sobrina.

Destacan la seguridad y belleza natural

Disfrutando del rico clima tropical de esta playa, su hermano Néstor Avilés, destacó que lo más importante es que en Pochomil hay infraestructura, hoteles, restaurantes y muchos bares, donde se pueden adquirir alimentos y bebidas a precios muy accesibles.

“Estamos comiendo este rico pescado familiar que es el más grande. Lo hacen muy rico, y estamos tranquilos. Pochomil es hermoso. Hay mucha seguridad, es un ambiente familiar. Uno viene a comer a disfrutar, a reír y gozar”; manifestó contento.

Los turistas extranjeros, destacaron que lo más bello de esta playa es poder apreciar la puesta del Sol mientras se pasea a caballo por la playa, o bien cuando se recorren a pie, y se disfruta de la humedad de la arena.

Recomendaron que lo mejor de Pochomil es poderse bañar entre las 8:30 a las 10:30 de la mañana, y de 4:30 a 5:30 de la tarde, cuando no hay mucho Sol, y no se quema demasiado la piel.

Otra de las visitantes con las que pudimos conversar es la nicaragüense María Alemán, quien nos explicó que ha traído a Pochomil a su prima María Meza, quien desde hace más de cinco años no venía a Nicaragua.

“Nos ha gustado todo el turismo que hay aquí. Es algo bonito que no están cobrando, y es una ventaja para el turismo que viene desde afuera. La hemos pasado muy bien, y alegres”, anotó.

‘No cobro’ de entrada a centros turísticos

Por su parte, Meza, quien vive en Washington, también aplaudió las políticos de turismo que impulsa el Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, al orientar el no cobro en estos centros de recreación.

“Yo vine a este balneario hace algunos años, y cobraban la entrada. Ahora ya no, y eso está muy bueno. Además que hay mucha seguridad en el lugar, venimos con familias, amigos, y todos la hemos estado tranquilos disfrutando”, aseguró.

Esta visitante de las hermosas playas del Pacífico nicaragüense, explicó que si hay algo que no se deben perder los turistas en Pochomil, son las ricas sopas de marisco, además de recorrer sus playas.

Desde el Bar y Restaurante ‘Milagros’, la compañera Milagro Sánchez Barahona, atiende a cada una de las familias que va llegando a este populoso balneario. Nos explicó que hay muchos turistas que asisten hasta este paraíso terrenal, tan solo para chuparse los dedos con su riquísimo pescado frito; “un pargo rojo extra-familiar, de 5 libras, que deja a cualquiera con las ganas de volver a este bello lugar”.