Niños y niñas de la Comunidad San Andrés de las Palancas en Mateare, se levantaron bien temprano este sábado, para asistir a las clases que se imparten en la escuela Emmanuel Mongalo.

Estos estudiantes cursan su primero y segundo año en la modalidad Secundaria en el campo, impulsada por el gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

31 alumnos en primer año y 25 en segundo año, ya no tienen que recorrer grandes distancias para poder acceder a la educación, permitiéndoles un mayor aprendizaje.

Si no estuviera habilitada esta escuela tendrían que viajar hasta Ciudad Sandino para poder aprender, pero ahora además de la enseñanza en su comunidad, el Ministerio de Educación les da la merienda escolar, que incluye desayuno y almuerzo para que el rendimiento sea todo un éxito.

“Tendrían que ir hasta Ciudad Sandino y tendrían que recorrer siete kilómetros de ida y siete kilómetros de regreso”, comentó Mayra Medrano Reyes, docente del colegio Emmanuel Mongalo.

Sobre la asistencia a clases, Medrano indicó que “Ellos han respondido bastante bien a todo lo que se les ha asignado. La asistencia es bastante buena por lo general viene casi el cien por ciento todos los sábados. Los niños vienen con mucho entusiasmo y responsabilidad porque están cumpliendo con sus tareas”.

Por su parte, la estudiante Estefanía Sánchez, manifestó que sentirse bien “Porque nos están enseñando. Antes estudiaba en otro colegio y después que salimos de sexto la directora nos dijo que había la posibilidad de una matrícula en primer año y por eso estoy aquí”.

Resaltó que ella junto con sus otros compañeros de clases “Recorríamos siete kilómetros de ida y de vuelta algo que nos hacía incurrir en gastos y ahora yo gasto menos”.

Karen Zamora, enfatizó su agradecimiento al gobierno sandinista por garantizarle su derecho a estudiar dignamente.

“Me siento bien porque ya no tengo que caminar mucho, mientras que si no estuviera esta escuela tuviera que salir de mi lugar para poder estudiar, y gracias al gobierno por poner este colegio cerca y me siento muy agradecida por seguir estudiando y también nos dan los alimentos”.

El delegado del Ministerio de Educación en Mateare, Efraín Padilla Corea, resaltó que la implementación de la secundaria en el campo “Ha venido a mejorar la educación en nuestro municipio porque estos chavalos y chavalas no continuaban sus estudios por la distancia que tenían que recorrer de las comunidades tanto de los municipios de Mateare como de Ciudad Sandino”.

Además estos estudiantes reciben los días martes tutoría por parte de sus profesores, que les dan reforzamiento en las materias que les resultan más difíciles de asimilar.