El pueblo católico, celebró por segundo viernes el Via Crucis en la parroquia Espíritu Santo, ubicada en la Colonia Cristian Pérez, donde el padre Bismark Carballo instó a los fieles a asumir un verdadero compromiso con Cristo en estos tiempos de Cuaresma y a caminar evangelizando.

Durante el recorrido, agentes de la Policía Nacional, acompañaron a los feligreses en su peregrinar, acción destacada por la población que manifestó sentirse segura al ver la presencia policial en sus calles.

Carballo instó al pueblo a entregarse a Dios, pidiendo que “Recuerden que el espíritu de la liturgia católica es que el pueblo de Dios es un pueblo peregrino y parte de la vivencia del Via crucis es caminar un recorrido siguiendo las huellas de Cristo”.

Resaltó que es una invitación evangelizadora para “descubrir que somos un pueblo peregrino. El cristiano debe reconocer que viene de Dios y a Dios va a volver, además de la idea de cargar la cruz cada día es seguir al Señor”.

Los Via Crucis tocan el alma porque desde niños lo hemos vivido y esto es una experiencia religiosa que toca el alma y cambia el corazón de hombres y mujeres que sí queremos cambiar.

Por su parte, la feligrés, Maura Sosa Solís, comentó que con su peregrinación “vivo alegre porque vengo a las procesiones, me dedico a la iglesia y a Dios, contenta”.

Sobre la presencia policial dijo que está muy bien porque así se les garantiza su seguridad.

Asimismo, la señora Lesbia Cuadra, indicó que “Está muy bueno porque son personas nobles y es para que la gente se dé cuenta que también son cristianos, socialistas y solidarios . Ahora me siento segura”.

Agregó que en este caminar por las catorce estaciones pasa “Recordando la crucifixión de Nuestro Señor Jesucristo, lo que sufrió por nosotros y el dolor de su madre. Yo tengo un hijo muerto y casualmente hoy está cumpliendo año, y, digo yo, sólo la Virgen sabe lo que yo siento”, culminó.