Presidente-Comandante Daniel Ortega rinde Homenaje a Héroes y Mártires de Monimbó, y San José de las Mulas. 27 de Febrero del 2015:

Palabras de Rosario

Camilo Ortega Saavedra, Rito Moisés Rivera, Arnoldo Quant Ponce... Cómo duelen los Caídos ! Cómo duelen todavía en el corazón de cada uno de ustedes, Madres, Madres de los Caídos de Monimbó, Madres de los Héroes de San José de las Mulas !

Lorenzo López Gaitán, Julio Antonio Madriz Ruiz, Domingo Ruiz Cajina, Manuel de Jesús Ruiz González, Miguel Antonio Vásquez Díaz, Domingo Cajina Vásquez; de 9 años entonces, Manuel López; de 11 años, Francisco López; de 13 años, Narciso López.

Viva Monimbó !
Viva Nicaragua !
Vivan los Héroes !

Vivan los Mártires de la Comunidad Indígena de Monimbó !
Viva la Insurrección de Monimbó !

Ricardo Avilés Montenegro; su madre, María Montenegro Díaz. Alfonso Orozco; su madre, Josefa Sabina Hernández. Dolores Madrigal Silva; su madre, Julia Robleto Silva. Guillermo Madrigal Silva; su madre, Julia Robleto Silva. Roberto Talavera Carballo; su madre, Cándida Carballo Silva. Giovanni Moreno Castillo; su madre, Gladys Moreno.

Jimmy Vásquez Garay; su madre, Vilma Garay Boniche. Sergio Granera Barahona; su madre, Martha Granera. Enrique Calderón; su madre, Aura María Calderón Hernández; Esteban Guido Mendoza; su madre, Lucrecia Guido. Julio Saballos. Carlos Lacayo Manzanares; su madre, Olga Manzanares. Saúl Oswaldo Manzanares López; su madre, Gregoria Raymunda López Argüello. Esteban Mendoza Hernández; su madre, Rosa Hernández.

César Balladares Alvarado; su madre, Vilma Rosa Alvarado Reyes. Miguel Castillo Castillo; su madre, María Esther Castillo Loáisiga. Francisco Loáisiga Aburto; su madre, Ángela Aburto Dávila. Mariano Espinoza García; su madre, Cecilia García Espinoza. Julio César Jiménez Urroz; su madre... No tenemos registro. Magnery Pérez Miranda; su madre, Lidia Rafaela Miranda Largaespada. Henry Javier Báez Miranda; su madre, Concesa Yolanda Miranda. Arnoldo Toruño; su madre, Feliciana Rojas Martínez; Noel Solís Ponce; su madre, Nidia Ponce Villavicencio.

Que Vivan los Héroes de San José de las Mulas ! Que Vivan sus Madres, sus Familias !

Les aseguramos que están presentes en cada una de las Acciones y Realizaciones de esta Nicaragua, Cristiana, Socialista y Solidaria.

Conmemorar a nuestros Héroes y Mártires; Conmemorar nuestras Hazañas, como Pueblo; Conmemorar las Epopeyas, que contienen Bravura sin límites, y Esencia Espiritual formidable, és celebrarnos [email protected] en Orgullo y Dignidad, que nos corresponde renovar cada día.

La valiente Insurrección de la Comunidad Indígena de Monimbó, o la Inolvidable y Gloriosa Gesta de los Jóvenes de San José de las Mulas, nos contienen a [email protected], en tanto Fuerza y Fortaleza de una Identidad y una Cultura que se mantiene en pie, con hidalguía, y que nos corresponde resguardar como Tesoro, como Testimonio y Legado que nos moviliza.

Nos llenan de Respeto y Sagrada Admiración aquellas Páginas Memorables de nuestra Historia, y cada uno de nuestros Hermanos, nos inspira hoy, en las Batallas, en las Rutas, en los Procesos de Restitución de Derechos con los que procuramos iluminar este Tiempo de Libertad, Dignidad, Fraternidad; este Tiempo de Pequeños Triunfos cotidianos, de Pequeñas y Grandes Luchas, y de preparación, en Buena Esperanza, para Grandes Victorias, Dios Mediante.

38 Años han transcurrido desde aquel Febrero Grandioso, y el Fuego, la Voluntad, y el Compromiso, han venido consolidando esta Nicaragua Libre, esta Nicaragua Unida, Bendita, Linda, en la que hoy brilla la Paz, gracias a Dios, y donde todos los Caminos son afán de Bienestar, de mejoría en la Vida, de Bien Común, de Justicia.

Estamos empeñados en la Prosperidad. En la búsqueda de la Felicidad, como Patrimonio indispensable de todas las Personas y Familias, en una Patria que se honra, se enorgullece, de su Fé, sus Valores, su Corazón de Familia y Comunidad. Una Patria que debemos afirmar cada día, más Tranquila, más Segura, y en Avance sostenido, y definitivo, contra la Pobreza.

El Tiempo transcurrido nos ha permitido acercarnos más a [email protected], conocernos [email protected], aprender más de [email protected]; reconocernos en un espejo diverso y culturalmente más rico, con las experiencias, los aportes, la creatividad, las emociones, y la inteligencia de [email protected]

Los esfuerzos que hoy hacemos en nuestro original Modelo de Unidad, Alianzas, Diálogo, y Consensos, los esfuerzos que hoy hace nuestro Comandante Daniel, va garantizándonos la realización de Sueños. Tantos Sueños...! Sueños de los Héroes, Sueños de los Mártires; Sueños Personales y Colectivos. En esas Nuevas, en estas Nuevas Realidades, el ejemplo imperecedero de quienes ayer levantaron el puño contra la opresión, y se irguieron para demostrar que és posible batallar, por dura que parezca la lucha, y que és posible, más allá de nuestro pequeño tránsito particular por este Plano de Vida, Vencer y Vivir !

En este 38 Aniversario de la Heroica Insurrección de Monimbó, y en la Memoria de Eterna Juventud Comprometida y Rebelde de Monimbó, de San José de las Mulas, hoy Nicaragua és Libre, hoy Nicaragua és de Paz, y [email protected], gracias a Dios, Vamos Adelante, en Fé, Familia y Comunidad; en Cristianismo, Socialismo, y Solidaridad... En Campañas de Buena Esperanza, que tienen que dar a luz el Porvenir !

Muchas gracias, Compañ[email protected] Disculpen la emoción. Siempre el corazón se llena de Emoción y de Fuerza cuando recordamos a nuestros Hermanos Caídos. Y esa Fuerza, esa Emoción, és Compromiso de trabajar sin descanso, para procurar la Patria Libre de Pobreza, que [email protected] queremos.

Vamos a escuchar el Mensaje de nuestro Presidente, el Comandante Daniel, en esta tarde de Memoria y Compromiso.

Palabras de Daniel

Queridas Madres de Héroes y Mártires de Monimbó, y de San José de las Mulas. Querida Juventud; [email protected] Dirigentes de la Comunidad Indígena de Monimbó; [email protected] [email protected] nicaragüenses; queridas Familias de esta Patria de Darío y de Sandino, de Diriangén y de Andrés Castro; esta Patria de Zeledón y de Carlos Fonseca; esta Patria Digna, Heroica, Vibrante.

Para estos días, en el año 1978, todavía se combatía en Monimbó. Era un combate desigual. La Comunidad Indígena batallando con las uñas, ¡pero sobre todo batallando con el Corazón! Porque la fortaleza que tenían los adversarios, los enemigos del Pueblo, impuestos por el Imperio yanqui en nuestro País, armados por el Imperio yanqui, financiados por el Imperio yanqui, después de asesinar a Sandino, tenían un poderío militar mucho mayor, lógicamente, que la que tenía la Comunidad Indígena de Monimbó.

Y fue un Levantamiento Popular que se inició el día 20 de Febrero, y se inició con una Misa que se realizaba en Memoria del Héroe Nacional, Periodista-Mártir, Pedro Joaquín Chamorro; que el 10 de Enero de ese mismo año había sido asesinado.

Nosotros en ese momento nos encontrábamos en la montaña, en el Frente Norte Carlos Fonseca; estábamos allí combatiendo con El Danto, Germán Pomares, otro Héroe; con Francisco Rivera, Comandante Francisco Rivera, Héroe de Nicaragua, Héroe de Estelí. Estábamos allí, combatiendo, después de lo que fue la Insurrección de Octubre, que se inició en el año 1977, Octubre del 77. Y seguimos combatiendo en diferentes frentes del País.

Y hasta allá donde nos encontrábamos, en las montañas de Dipilto y Jalapa, cruzando de vez en cuando la mayor altura que tiene Nicaragua que es el Mogotón, tiene arriba un poquito más de 2,000 metros. Está allí sobre ese filo... ¡hasta allí nos llegó la noticia de la Insurrección de Monimbó; los combates en Monimbó!

La Insurrección duró del 20 al 28 de Febrero. Y fue reprimida con tanques, tanques de fabricación norteamericana, entregados por los Gobernantes norteamericanos a la tiranía impuesta por ellos mismos aquí en Nicaragua... Armas, fusiles, Garand de fabricación norteamericana, que eran los que portaba la Guardia asesina en contra del Pueblo, para culatearlo, y para dispararle... ¡fusil Garand! Helicópteros, también entregados por el Gobierno norteamericano.

Y los Oficiales que dirigían allí la represión, y sembraban el terror en esa Comunidad Heroica, entrenados en las Escuelas Militares de los Estados Unidos; y entrenados en la Escuela de las Américas, que era la base militar que tenían los yanquis allá en Panamá. Donde les enseñaban, tanto en esas bases en Panamá, como en las bases en los Estados Unidos, les enseñaban a los Oficiales no solamente de Nicaragua, sino a la inmensa mayoría de los Oficiales de los Ejércitos Latinoamericanos, les enseñaban a torturar, a asesinar, y a odiar a sus Pueblos. Soldados y Oficiales a final de cuentas, víctimas del Imperio... ¡víctimas del Imperio!

Y cuando se produce esta Insurrección en Monimbó, en medio de las Luchas Insurreccionales que veníamos librando desde Octubre del año 1977, empezó el clamor por todo Nicaragua, y por todo el Mundo y, se regó esta Consigna: “Nicaragua es Monimbó”. Monimbó representaba la rebeldía del Pueblo nicaragüense.

¡Monimbó es Nicaragua! Exactamente así era la frase: ¡Monimbó es Nicaragua! Porque Monimbó era el mejor ejemplo de la bravura de este Pueblo a lo largo de su Historia, contra la Injusticia, contra las Intervenciones, contra la Opresión; en la lucha y en la búsqueda de la Libertad, la Justicia, la Soberanía. Una Lucha larga de nuestro Pueblo.

Y allí en Monimbó, en el año 1978... la Compañera Rosario ya nos daba los nombres de algunos Compañeros Caídos y, habría que agregar a Francisco López Díaz, a Bosco Monge, a Ignacio López, a Manuel de Jesús Ruiz González, a Francisco López, a Julio Madriz Ruiz, a Domingo Ruiz Cajina, a Miguel Vásquez Díaz, a Domingo Cajina, a Moisés Rivera... ¡entrañable Hermano nuestro, Moisés Rivera, un Indígena orgulloso de su Sangre Indígena! De una Familia con un alto grado de Conciencia y de Compromiso, cuya humilde vivienda fue refugio de [email protected] Combatientes del Frente Sandinista. Arnoldo Quant, un Luchador de origen estudiantil; un muchacho, un joven; y Camilo, nuestro Hermano. Todos ellos cayeron allí para esos días.

Y bueno, luego vino la Victoria, y ya en esta Plaza de la Revolución entraron victoriosos los Héroes y Mártires de Monimbó. Y vino la Nueva Batalla para alfabetizar al Pueblo, para llevarle Salud al Pueblo, para llevarles Carreteras y Caminos a las Comunidades, para desarrollar de la mejor forma la Agricultura, la Ganadería, la producción de alimentos. Lo que pasaba necesariamente por poner en práctica una Reforma Agraria profunda, radical, como nunca en la Historia de Nicaragua.

Reforma Agraria significaba, bueno, esos grandes latifundios que habían pertenecido al somocismo, y a los cómplices del somocismo que venían acumulando tierras después de matar Campesinos, asesinar Campesinos, esas tierras regresaban a sus legítimos dueños: Los Campesinos... ¡la Reforma Agraria! Yo diría, fueron los primeros pasos de la Revolución Triunfante y, estos primeros pasos para erradicar el Analfabetismo cuando encontramos a Nicaragua con el 60% de Analfabetismo.

Hay quienes todavía dicen, que los mejores tiempos de la Economía nicaragüense eran en tiempos de Somoza, porque los índices de crecimiento eran bien altos, como nunca. Pero ¿a qué costo? ¿Y a quién beneficiaba ese crecimiento? ¿Adónde llegaba esa Riqueza? Llegaba nada más a un grupo privilegiado bien pequeño; mientras tanto, el Pueblo, [email protected] [email protected], [email protected] [email protected], las Familias hundidas en la pobreza, y hundidas en la ignorancia. De cada 100 nicaragüenses, 60 no sabían leer ni escribir.

Fíjense, en el año 1979, y Nicaragua, se supone que ya era independiente desde el año 1821... ¿Cuánto tiempo había pasado? Más de un siglo, más de 150 años habían pasado, y habían tenido la oportunidad de gobernar tranquilamente, con el terror, por la fuerza de las balas, los Representantes de los que Sandino llamaba muy bien: oligarcas y vende-patrias. Los Conservadores, y los Liberales eran los dueños de Nicaragua, hacían y deshacían con el País, como instrumentos, los dos, del Imperio yanqui.

A eso le llamaban ellos “Democracia”. Y esa tal “Democracia”, que no es más que un engaño porque no es tal Democracia. Porque la palabra Democracia tiene una sola interpretación... Democracia: Poder del Pueblo. Esa es la Democracia... ¡Poder del Pueblo!

¿Qué Poder podría haber tenido el Pueblo durante más de 150 años, si [email protected] [email protected] venían quedándose sin tierras, si la Riqueza que se producía en este País la venían acumulando los oligarcas y los vende-patrias? ¿Qué Democracia, qué Poder del Pueblo podría existir en nuestro País, si la inmensa mayoría de [email protected] nicaragüenses, como les decía, 60 de cada 100 nicaragüenses estaban en la ignorancia?

Un punto de referencia del Desarrollo de un Pueblo es la Educación, la Cultura, la Ciencia; por lo tanto, ¿cómo puede estar en Democracia un Pueblo con 60% de Analfabetismo, y con la tierra concentrada en pocas manos? Contra esas injusticias se luchó en Monimbó, y se luchaba en Nicaragua. Y de ahí el Triunfo de la Revolución, y el Nuevo Camino que se abría, de Justicia, de Libertad, y de Paz.

Queríamos Paz [email protected] nicaragüenses... ¡pero vino la guerra! Nuevamente la guerra impuesta por los yanquis, por el Imperio. Y fue entonces el Presidente Ronald Reagan el que decidió venir con toda la fuerza de la guerra contra Nicaragua. Y le impuso a la Juventud nicaragüense, le impuso al Pueblo nicaragüense, les impuso a las Familias nicaragüenses, le impuso a la Sociedad nicaragüense, una situación de guerra, una Economía de guerra; y sobre todo, le impuso el dolor, la muerte, el sacrificio.

Y es en esas condiciones, el 27 de Febrero del año 1983, cuando un grupo de Jóvenes con Espíritu Nacional, con Espíritu Patriótico... muchachos de 17 años, 18 años, 19 años, 20 años, ¡muchachos! allá en el Departamento de Matagalpa, en San José de las Mulas, en un combate desigual, ofrendaron su Vida por lo que era el Derecho del Pueblo nicaragüense a construir un Futuro Mejor, ¡para [email protected], fíjense bien, para [email protected] [email protected] nicaragüenses!

Un Futuro Mejor para [email protected] [email protected] nicaragüenses, sin diferencias políticas, y sin diferencias ideológicas, sin diferencias religiosas, ¡para [email protected] [email protected] nicaragüenses! Y allí cayeron estos 23 Jóvenes, estos 23 muchachos, cuyos nombres ya Rosario mencionaba, y a la par, el nombre de las Madres.

Esta tarde, esta noche nos acompañan en esta Plaza de la Revolución, Madres, Padres, [email protected], [email protected] habrá [email protected] [email protected] también aquí, porque veo [email protected] [email protected] bien jóvenes; Familiares de los Héroes y Mártires de San José de las Mulas. Les voy a pedir que se pongan de pie, y que muestren las fotos de los muchachos.

Esta tarde, esta noche les decimos a los Héroes y Mártires de Monimbó, a los Héroes y Mártires de San José de las Mulas, que a pesar del tiempo recorrido, la Juventud nicaragüense, el Pueblo de Nicaragua no los ha olvidado, ¡ni los olvidará!

Que les guardamos un Amor inmenso y una Gratitud infinita por la Vida que ofrendaron para que Nicaragua, finalmente, después de tantas guerras, después de tanto dolor, después de tanta lágrima, haya logrado conquistar la Paz, la Estabilidad, e ir construyendo la Justicia y el Bienestar para todas las Familias nicaragüenses, como lo estamos haciendo en estos Nuevos Tiempos, ¡gracias a Dios, gracias a Dios, gracias al Pueblo!

Fíjense bien, en el mes de Febrero también, para estos días, un día como hoy, 27 de Febrero del año 1989, cuando nosotros estamos luchando por la Paz, cuando ya hemos logrado avanzar en los Acuerdos de Paz, cuando ya hemos logrado integrar la Comisión de Reconciliación y Paz encabezada por Su Eminencia el Cardenal Miguel; cuando hemos unido esfuerzos con los Sacerdotes Católicos, Delegados de la Palabra, Pastores Evangélicos, para ir alcanzando la Paz en todo nuestro Territorio, un Hermano Pueblo, el Pueblo venezolano, un día como hoy, 27 de Febrero del año 1989, ¡fue masacrado!

Ordenaron masacrarlo, para tratar de imponer Políticas Económicas, Sociales, que le significaban más dolor, más explotación, más sufrimiento a ese Pueblo, a pesar de la inmensa Riqueza que tiene esa Nación... ¡la Tierra de Bolívar! Y eso se conoce en la Historia como el Caracazo.

Recuerdo bien, que, en Representación de este Pueblo Heroico tuve la oportunidad de participar en la Toma de Posesión del Presidente Carlos Andrés Pérez, que en Paz descanse. Y allí estaba Fidel en esa Toma de Posesión, el Comandante Fidel... ¡Fidel, siempre presente!

Aquí está presente Fidel, también, acompañando a esta Juventud, acompañando a este Pueblo, acompañando a estos Héroes. ¡Aquí está Fidel, aquí está Raúl, aquí está Cuba Heroica, siempre acompañando a Nicaragua!

Allí estaba Fidel, fuimos a la Toma de Posesión de Carlos Andrés; había muchos Jefes de Estado de todo el Mundo.
Luego, con el paso del tiempo, cuando nos encontramos con nuestro Hermano, el Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, él me comentaba; me decía: “Mirá Daniel, yo estaba allí también, yo era Miembro de la Guardia Presidencial...” él era Militar, recordemos. “Yo era Miembro de la Guardia Presidencial y estaba allí, y yo los quedaba viendo, quedaba viendo a Fidel con admiración, me dice; y a Nicaragua”. Porque es cierto, en ese momento Chávez todavía no se había rebelado contra el Sistema, pero ya tenía adentro el Espíritu de Bolívar... ¡ya venía con el Espíritu de Bolívar!

Yo recuerdo el Discurso de Carlos Andrés en aquella Toma de Posesión, un Discurso que creaba expectativas para el Pueblo, donde se comprometía con el Pueblo. Y nosotros escuchábamos ese Mensaje. Pero luego empezaron, empezó el Gobierno de Carlos Andrés a tomar una serie de medidas de orden económico, de orden social, que agredían directamente al Pueblo venezolano. Entonces ahí vino la Rebelión del Pueblo en Caracas, ¡y allí se produjo una masacre terrible, terrible!

Y el día de hoy, allá, hasta la Hermana República Bolivariana de Venezuela, Tierra de Bolívar, Tierra de Chávez, nuestro Saludo, nuestra Solidaridad con ese Pueblo Heroico, y con su Presidente el Compañero Nicolás Maduro, que hoy están librando una Nueva Batalla contra los golpistas, que son siempre alimentados y financiados por el Imperio.

¡Cuántas fechas en estos días! Y aquí en nuestra Nicaragua tratando de hacer realidad los Sueños, y gracias a Dios avanzando en este esfuerzo; luchando en todos los Campos, porque hay que luchar en todos los Campos, ustedes bien lo saben, y hay que estar todos los días pendientes de lo que está aconteciendo en todo nuestro País.

Desde que nos reportan que no hay agua en determinada Comunidad, o que se fue la Energía en tal Comunidad, donde ya había llegado la Energía; o que una Escuela está en mal estado, o que una Obra quedó mal hecha y hay que llamar a los responsables de la Obra a que asuman el compromiso de hacerla bien. Es decir, hay que estar en todos esos detalles.

Pendientes también de los movimientos sísmicos. Pendientes de la sequía, de las inundaciones. Es decir, gobernar en estos Tiempos significa estar pendientes de todos esos detalles, que son los que realmente le interesan al Pueblo, le interesa a la Familia que se resuelvan.

Igualmente, frente a lo que son los problemas de la Naturaleza, las Familias lo que demandan es la Respuesta Solidaria del Estado nicaragüense, del Gobierno. El mismo Pueblo apoyándose frente a las Emergencias, sobre todo en estos Tiempos donde lo que se conoce como el Cambio Climático está afectando a todo el Planeta.

Allá en Bolivia en estos momentos, en la Tierra de nuestro Hermano Evo Morales... ¡y saludamos a Evo aquí desde esta Plaza! Evo Morales, Luchador Indígena, de la misma Estirpe, de las mismas Raíces de [email protected] [email protected] de Monimbó... ¡100% Indígena! Porque [email protected] tenemos un porciento de indígena, [email protected] tenemos un porciento de indígena. Y como decía Darío, y como decía Sandino: ¡Nos sentimos orgullosos de la Sangre Indígena! ¿Quién no se siente orgulloso de la Sangre Indígena? ¿Quién se avergüenza de la Sangre Indígena?

Y Evo, les decía, nuestro Hermano Evo Morales, allí enfrentando a la Naturaleza, los daños que se ha provocado en la Naturaleza, que se han provocado en la Naturaleza de parte del Capitalismo Salvaje. Y en estos momentos en Bolivia, por un lado, inundaciones terribles, y por otro lado, sequía. Es un País inmenso, con un Territorio inmenso, una parte del País inundado... vemos por la televisión las Ciudades inundadas; han fallecido ya [email protected] [email protected] Y por otro lado, la sequía. Entonces, hay que estar frente a todos esos problemas.

El Campesino, que tiene que garantizar la producción de alimentos para nuestro País, de los frijoles, del maíz, que, qué rico es comérselos, qué alegre es comérselos, pero ¡qué duro y qué difícil producirlos! Y al Campesino le toca producir ese maíz, producir esos frijoles. Y a [email protected] [email protected] les toca también, y a [email protected] [email protected] del Campo les toca también andar ahí, cuidando el ganado, arriando el ganado, y en la madrugada, 3, 4 de la madrugada, al ordeño; van las vacas al ordeño.

El horario de [email protected] [email protected] es muy diferente al horario nuestro en las Ciudades... ¡3, 4 de la mañana al ordeño! Y de ahí, de ese ordeño viene la leche que luego consumimos, consumen [email protected] Niñ@s, consume la Juventud; y viene el queso que tanto nos gusta, o la cuajada, para acompañar los frijolitos, el arroz, y la tortilla. De ese esfuerzo [email protected] [email protected] produciendo el maíz también, para la tortilla, y luego para el nacatamal.

O sea, porque todo se ve bien fácil cuando ya está hecho el plato de comida, pero qué difícil es desarrollar esas Fuerzas Productivas. Y ese es un reto que tenemos en estos Tiempos: desarrollar al máximo las Fuerzas Productivas en nuestro País; que la Producción sea de más calidad, y mayor en el Campo. Y de esa forma le estaremos rindiendo Homenaje a [email protected] Héroes y Mártires de Monimbó, y de San José de las Mulas.

Llevarles Camino a todas esas Comunidades; Carreteras, Caminos, para que tengan mejores condiciones para sacar esos productos, para el Mercado, y a las Ciudades, que la población que está en las Ciudades pueda beneficiarse, y las Familias que están en las Ciudades puedan beneficiarse de esos productos.

Pero es que, es toda una hazaña lograr desde lo que es el reto de estar sembrando con espeque, o con bueyes; porque la mayor parte de la siembra es con espeque, o con bueyes... la siembra de maíz, la siembra de frijoles. Solamente un Productor con más recursos, más desarrollado puede usar maquinaria, pero por lo demás, espeque, espeque ahí. Y ahí va la semillita.

Luego a esperar que venga un buen Invierno. Y vino un buen Invierno, y empezaron a crecer, el frijol, el maíz. Y luego a cuidar de la plaga. O sea, el Campesino no descansa, ¡a cuidar de la plaga! Y a cuidar también de los mañosos; porque están aquellos que se meten a llevarse, cuando ya está dándose el maíz o están dándose los frijoles, llegan los mañosos también... ¡A cuidarse de los mañosos!

O sea, lo que cuesta sacar un grano de maíz, lo que cuesta sacar un grano de frijoles, lo que cuesta sacar una gota de leche; ¡es toda una hazaña! Por eso es que tanta importancia tiene la producción para Nicaragua, y para el Mundo... La producción de alimentos, en primer lugar.

Por eso les decía, en la medida que en estos Tiempos estamos trabajando para fortalecer lo que son todas las diferentes Actividades en el Campo, en el Sector de la Agricultura, en la Ganadería; bueno, cuando lo hacemos con mayor eficiencia, con mayor dedicación, cuando [email protected] [email protected] se empeñan más en estas Tareas, cuando la Juventud acompaña, porque la Juventud acompaña estas Tareas... ¡fíjense bien, las acompañan!

De repente nos viene un dato: Que la sequía ha afectado tanto... bueno, hay que mandar a verificar, y hay que hacer un Estudio. ¿Y los Especialistas con quién hacen el Estudio? Con la Juventud. Y van [email protected] [email protected] allá al Campo a verificar, y poder confirmar realmente que la información que está llegando es correcta. Porque no siempre la información es correcta; generalmente, hay un dato por aquí, otro dato por allá, y por lo tanto hay que confrontarlo con la realidad; hay que certificarlo con la realidad. Y ahí la Juventud está jugando su papel.

Y cuando [email protected] Jóvenes llegan al Campo, en esas Tareas, y otras Tareas que desarrollan, como cuando van con el Paquete Solidario donde la gente más empobrecida, o cuando van con los Programas de Vivienda para la población que vive en condiciones de Extrema Pobreza, que vive en una champa, y hay hacerles una casita.

Todavía tenemos población en Extrema Pobreza que vive en champas, y tenemos el compromiso con la Juventud de seguir construyendo Casitas para el Pueblo, hasta que en Nicaragua toda la población, todas las Familias queden con una Vivienda,
Vivienda Digna. Que desaparezcan las Viviendas de plástico... ¡tienen que desaparecer las Viviendas de plástico! Ese es un Reto, un Compromiso que tenemos [email protected], y sobre todo la Juventud nicaragüense.

Y en ese esfuerzo la Juventud va aprendiendo también porque va conociendo, y se va vinculando con ese Campesino con el cual se vincularon los Héroes y Mártires de San José de las Mulas. Porque estos muchachos estuvieron allí en plena montaña, conociéndose, entendiéndose, platicando con [email protected] [email protected], conviviendo con [email protected]

Es decir, ellos nos marcaron el Camino, querida Juventud, [email protected] [email protected] nicaragüenses. [email protected] nos marcaron el Camino, y [email protected] estamos [email protected] a continuarlo. Estamos obligados a continuarlo y, seguir desarrollando todos los Programas que tenemos, todos... en Salud, en Educación, en todos los campos. No descuidarlos, porque, la verdad es que el tiempo que se llevan...

Aquí, a estas alturas hay que estar, y más con las comunicaciones ahora, hay que estar constantemente en comunicación con todas las Comunidades, con todos los Municipios del País. Y ahí tiene que haber un Reporte permanente cuando hay dificultades que está atravesando la población.

Cuando se produce un accidente, con tanto accidente que tenemos, ¡hay que reaccionar de inmediato! para que se pueda atender a las personas accidentadas, que puedan ser llevadas al Hospital. O bien un incendio, o bien que explotó un tanque de gas.

Hace pocos días un tanque de gas, allá en León, mató a la madre, y mató al niño. Esos son accidentes. Y a los pocos días, esta semana, en los Estados Unidos, en New Jersey explotó otro tanque, y mató a otra Familia. O sea, el tanque de gas es bien útil para la cocina, es cierto, pero tiene sus riesgos. Y en México otro tanque de gas explotó.

O sea, cómo cuidar la manipulación de los tanques de gas... ¡tenemos que estar en ese detalle! Y con los Bomberos, para que los Bomberos estén revisando, que estén monitoreando los lugares donde hay tanques de gas, y sobre todo, donde tenemos un Hospital, una Escuela, o tenemos mucha población. Y aún donde hay poca población estar revisando donde hay tanques de gas.

Es decir, ir atendiendo aquí lo que parecen las pequeñas cosas, pero que son los grandes problemas para las Familias... Que de repente una Familia no tiene para el terreno, ni para la caja funeraria de un familiar que falleció. Se dan esos casos, en nuestro País se dan, y tenemos que estar atentos a responder inmediatamente, y no solamente desde lo que es la Presidencia, sino desde lo que es la Comunidad... ¡[email protected] [email protected] para apoyarnos!

Y si en la Comunidad no encontramos los recursos para resolver, entonces buscar en el Municipio; y si en el Municipio no encontramos respuesta, entonces buscar en las Autoridades Nacionales. Lo importante es no quedarnos ahí viendo nada más, y lamentándonos. Siempre hay que buscarle solución a los problemas, que para eso Dios nos dio Capacidad, nos dio Inteligencia, y nos dio Fortaleza para enfrentar los problemas.

Este día, esta noche, son las 7:30 de la noche, las Madres, los Familiares de los Héroes de San José de las Mulas han tenido un día largo... yo siempre los estoy siguiendo cuando van allá al Cementerio; tengo rato ya de no acompañarlos al Cementerio. Y, van al Cementerio, les rinden tributo, les rezan, les hacen Misa, y hoy tenemos el honor de tenerlos aquí [email protected]

Así es que, si Dios quiere, en adelante, la Insurrección de Monimbó vamos a juntarla con la de San José de las Mulas... Bueno, ustedes hacen su Celebración allá en el Cementerio, van, visitan las tumbas, hacen la Misa, y luego nos reunimos aquí a las 6 de la tarde que ya el Sol haya bajado un poco; nos reunimos aquí en esta Plaza, ¿para qué? Para encontrarnos, y para ratificar nuestro compromiso, ante Dios, ante el Pueblo, y ante la Patria, con los Héroes y Mártires de Monimbó, y con los Héroes y Mártires de San José de las Mulas.

¡Que Viva Nicaragua, Bendita, y Siempre Libre!
¡Sandino Vive... La Lucha Sigue!