El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, sostuvo la noche de este viernes, desde la Plaza de la Revolución, un amplio intercambio con los familiares de la Gesta Heroica de San José de las Mulas.

El intercambio se dio tras concluir el homenaje a los héroes y mártires de la Insurrección de Monimbó y la gesta heroica de San José de las Mulas, mismo que contó con la presencia de familiares de los caídos, Juventud Sandinista y el Consejo de Ancianos de Monimbó.

“Es bueno mostrarle a los muchachos (héroes) al pueblo, saber que no los olvidamos y los tenemos presentes”, expresó a los familiares de caídos, el Presidente Daniel Ortega.

Saludando personalmente a cada uno de los familiares de caídos, el Presidente Daniel recordó que para la gesta heroica de San José de las Mulas era normal que muchos de los jóvenes que estaban integrados la lucha fueran de 17 y 18 años.

Daniel conversó con la madre del héroe Enrique Esteban Mendoza, quien cursaba el segundo año en el Colegio Maestro Gabriel.

También conversó con la madre del mártir César Valladares, tenía 17 años, y estudiaba refrigeración en el Instituto Vocacional.

El Comandante Daniel destacó que este héroe era de la Juventud Sandinista; al mismo tiempo que sostuvo un intercambio con familiares del héroe Julio César Pérez, tenía 19 años y estudiaba Ingeniería Agrónoma.

El padre del héroe Giovanni Moreno Castillo, explicó que cuando su hijo se integró a la lucha, tenía 18 años y estaba empezando la secundaria. Era de origen campesino.

Durante este intercambio, el Presidente Daniel recordó que en mucha ocasiones ha acompañado a las familias a conmemorar a estos héroes y mártires en el cementerio de San José de las Mulas.

Seguidamente, Daniel sostuvo conversaciones con familiares del caído Jacinto Javier Laborío, quien durante la lucha estaba en segundo año de secundaria y tenía 17 años.

Familiares satisfechos por logros de la revolución

La madre de Carlos Lacayo, indicó que este héroe alfabetizó a sus 15 años; en el año que partió a la montaña, ya se había bachillerado y ya se había inscrito en la universidad y quería estudiar Administración Agropecuaria, porque decía él que tenía el deseo de estar junto a los campesinos.

“Iban a estar tres meses movilizados, pero estuvieron dos meses y medio cuando los estaban reuniendo para regresar, y los atacaron y los mataron. El dolor de una madre es bien grande, pero cooperó en algo con la revolución, y su recuerdo va a vivir siempre en el corazón de todos”, expresó esta madre.

También le manifestó al Presidente Daniel sentirse contenta porque las nuevas generaciones ha recogido ese legado que sembró su hijo en San José de las Mulas.

“He estado yo en varios ministerios, y bastantes jóvenes se están integrando a la Juventud Sandinista, y eso nos entusiasma a las mamás porque el futuro es de los jóvenes”, expresó.

Daniel, también saludó a los familiares del héroe Miguel, quien tenía 16 años cumplidos al morir en esta gesta. Era del Movimiento Luis Alfonso Velásquez Flores, y se fue a luchar al Batallón 30/62.

También destaca el héroe Francisco Loasiga, estudió en el Instituto Elvis Díaz, cuando cayó en combate, iba a bachillerarse ese año. Tenía 20 años.

Destacan legado del Padre Theo Klomberg

El Presidente Daniel presentó a la compañera Julia Robleto Silva, mamá de los hermanos (héroes) Madrigales: Dolores Madrigal y Guillermo Madrigal, de 18 y 19 años.

Una de las hijas de Julia Robleto, le explicó al Comandante Daniel que la mamá de los hermanos Madrigales pasó 27 años con una gran depresión producto de la muerte los mismos.

“Me acuerdo que en la década del 84 fue a Holanda con el Padre Theo Klomberg; fue a rogar, porque en ese tiempo el Papa Juan Pablo II iba para Holanda, y ella pidió por la paz en Nicaragua. Ya mis hermanos habían caído, y sin embargo ella seguía orando por la paz en Nicaragua”, señaló.

En este sentido, el Comandante Daniel destacó que “el Padre Theo fue un padre extraordinario y un sacerdote extraordinario”.

Durante este amplio intercambio, los familiares de caídos de la gesta de San José de las Mulas, pidieron que se incorporara a la lista de héroes al hermano Rudy Ulloa.

“Tenía 18 años. Se integró a los 14 años al Instituto Modesto Armijo, donde fue Secretario Político. Ruddy sale en el Batallón 30/62, y se fue como todo joven que quería la lucha por Nicaragua, y cae un 21 de marzo de 1983”, expresaron las familias.

También destacaron que la Sangre de los héroes está en los programas que está desarrollando el Gobierno Sandinista.

“Gracias por darnos Presidente (Daniel) este hermoso día de tenerlo cerca, a usted y la compañera Rosario”, manifestaron familiares de Ulloa.

También sostiene intercambio con Juventud

El Comandante Daniel indicó que hay que incorporar en la lista de héroes al compañero Ruddy Ulloa. “Cayó días antes de los héroes de San José de las Mulas, pero era del mismo grupo”.

También recordaron al mártir Roberto José Talavera, tenía 16 años; estudiaba segundo año en el Instituto Maestro Gabriel; y también conmemoraron al héroe Francisco Javier Vallecillo, quien estaba estudiando segundo año al caer en esta lucha, cuando apenas tenía 18 años.

El Presidente Daniel también sostuvo un intercambio con miembros de la Juventud Sandinista, con quienes compartió uno de los poemas del Príncipe de las Letras Castellanas, Rubén Darío.

“Juventud Divino Tesoro. Darío decía que la juventud solo es un momento. Y Darío decía luego: Te vas para no volver / cuando quiero llorar no lloro / y a veces lloro sin querer”, recitó el Comandante.

Orienta actualizar lista de héroes y mártires

Seguidamente, el Comandante también saludó al compañero Marvin José Vallecillo Mayorga, sobreviviente de la Gesta Heroica de San José de las Mulas.

Daniel manifestó su preocupación por incorporar a los muchachos que también cayeron en días diferentes a la gesta heroica de San José de las Mulas.

“Para las familias de los muchachos que no fueron mencionados, vamos a incorporar a estos compañeros a la lista; vamos a actualizar bien la lista (de los héroes), de manera que los jóvenes conozcan toda la lista”.

“Preparemos un libro con los nombres y las fotos de todos los muchachos; y una pequeña presentación, para que los conozcan (a los héroes) a todos los jóvenes”, orientó el Presidente Daniel, al concluir este hermoso intercambio.