El vicecanciller ruso Serguei Ryabkov descalificó hoy los mitos mediáticos sobre la participación de Rusia en la construcción del canal nicaragüense y en torno a la normalización de las relaciones cubano-estadounidenses.

Hay demasiadas especulaciones alrededor de la construcción del canal interoceánico en Nicaragua, comentó el viceministro de Asuntos Exteriores.

Interrogado por la prensa rusa, Ryabkov explicó que como futuro presidente de la Comisión intergubernamental ha estado en estrecho contacto con los colegas nicaragüenses y calificó de especulaciones las versiones circuladas desde que arrancó el proyecto, el 22 de diciembre de 2014.

Según el vicecanciller, participan en el análisis de los aspectos técnico-económicos las entidades gubernamentales pertinentes, constructores, agrimensores y cartógrafos.

Destacó el diplomático, a cargo de las cuestiones del hemisferio occidental en la Cancillería, que se trata de un "gran proyecto de infraestructura sin análogos".

En su opinión, la voluntad política del presidente Daniel Ortega, unido a la base económica creada por ese país centroamericano en los últimos años y las condiciones del contrato, permiten asegurar que el proyecto pasará a la fase de su ejecución.

Será construido -el canal- en correspondencia con los planes que tiene la jefatura de ese país, subrayó el diplomático, y aclaró que la cooperación bilateral en seguridad es otra de las áreas que se amplía.

Reiteró que ni una sola esfera de la colaboración ruso-nicaragüense representa una amenaza a terceros ni quebranta el equilibrio regional.

Alrededor de la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Ryabkov comentó que se inscribe en un proceso natural que en nada repercute ni influye en las relaciones ruso-cubanas.

Recordó la posición de Rusia, a lo largo de años, sobre el carácter anacrónico, e incluso impropio para esta época de la política de bloqueo estadounidense respecto a Cuba por más de cinco décadas, aseveró.

Con satisfacción percibimos que a fines del pasado año, en Washington finalmente reconocieron el error de su política en ese sentido, expresó el diplomático.

Dijo que ello ocurre bastante raramente de parte de los norteamericanos, pero ese caso particular es así, tras mostrar beneplácito por la labor conjunta que llevan a cabo las partes en pos de "hallar gradualmente nuevas bases para una normalización de las relaciones entre los dos vecinos cercanos", declaró a tres agencias rusas de noticias.

Ryabkov dejó claro que Rusia nunca ha orientado sus relaciones de amistad con otros ni a cuenta de intereses ajenos, al calificar de mitos y construcciones erróneas cualquier otro tipo de pensamientos.