Los colores de un vestido se han convertido en el debate de este viernes en redacciones, oficinas, casas y en las redes sociales.

¿Blanco y dorado o azul y negro? La usuaria de Tumblr Swiked publicó en su cuenta una foto del vestido preguntando a sus seguidores de qué color lo veían. Rápidamente, la controversia estaba servida.

"Guys please help me - is this dress white and gold, or blue and black? Me and my friends can’t agree and we are freaking the fuck out", decía en la red social.

Pronto, la red ya se había divido en dos equipos #whiteandgold y #blackandblue y #TheDress eran ya trending topic.

El post de Tumblr fue recogido en un primer momento por Buzzfeed, que tuvo incluso que pedir moderación porque la web estuvo a punto a caerse debido al enorme tráfico que tuvo durante horas.

Volviendo al vestido, la respuesta del color del vestido no está tan clara. Una encuesta en Buzzfed muestra que un 72% de quienes votaron está a favor del blanco y el dorado, mientras que un escaso 28% se decanta por el azul y el negro.

Pero, ¿de qué color es el vestido en realidad? La diferencia radica en nuestro cerebro y cómo éste contextualiza la información. Ello depende de la iluminación de la habitación en la que te encuentres al ver la foto, del contraste y brillo del ordenador. También si venimos de la calle en un día claro, o de una habitación oscura.

En la página Vice han preguntado a Neetzan Zimmerman, uno de los máximos expertos de contenido viral y asegura que no recuerda ningún meme que haya crecido tan deprisa y explica que tiene "todas las cualidades de un éxito viral: es tonto, divide, es visual y eminentemente compartible".

¿Por qué nos engaña el cerebro?

Según Wired (que explica que el vestido es azul) el efecto óptico está causado por un mecanismo del cerebro que filtra las variaciones de colores.

Como la luz que ilumina los objetos tiene un color diferente según el momento del día —más roja al amanecer y anochecer, más azul en torno al mediodía— los seres humanos han desarrollado una “corrección de color” para intentar fijar el color real de los objetos.

Sin embargo no todos realizamos este ajuste de la misma forma… Lo que está provocando una auténtica guerra en las redes sociales.

Los ojos tienen retinas que permiten interpretar color. Hay conos y bastones. Los conos ven el color. Las bastones ven la sombra, como el negro, blanco y gris. Los conos sólo funcionan cuando pasa suficiente luz a través de ellos. Así, mientras vemos el vestido como blanco, alguien más puede verlo como azul porque mis conos no responden a la luz tenue. Mis bastones lo ven como una sombra (blanco). Hay tres conos, pequeños, medianos y grandes. Ellos son sensibles al color azul, verde y rojo.

En cuanto a lo negro (que unos ven dorado), se llama mezcla aditiva. Azul, verde y rojo son los colores principales para la mezcla aditiva. Este es el lugar donde se pone muy difícil. La mezcla sustractiva, como con la pintura, significa que mientras más colores añades, más turbia se pone hasta que llega a negro. En la mezcla aditiva, al agregar los tres colores que el ojo ve mejor, rojo, verde y azul, se llega al blanco puro.

- Azul y negro: En conclusión, los conos de la retina tienen un mejor funcionamiento, y esto se traduce en tus ojos haciendo mezcla sustractiva.

- Blanco y dorado: Nuestros ojos no funcionan bien con poca luz por lo que nuestros bastones ven blanco, y esto los hace menos sensibles a la luz, provocando mezcla aditiva (el de color verde y rojo), para fabricar dorado.