Decenas de comerciantes de los mercados capitalinos ya están ofreciendo las frutas de temporada para la preparación del almíbar, los mariscos frescos para cocinar la sopa marinera y en los comedores populares se ofertan los tradicionales platillos de cuaresma como la sopa de queso y el pescado frito.

En un recorrido por el mercado Israel Lewites, los comerciantes de frutas explicaron que ya están entrando mangos, mandarinas, jocotes y otras frutas como papayas, sandías, melones y cítricos para que las familias preparen sus refrescos o el tradicional almíbar que se acostumbra consumir en época de Semana Santa.

Gloria Martínez explicó que el consumo de frutas es excelente para el cuidado de la salud. Comentó que algunos productos como la sandía mantienen los mismos precios del año pasado desde 30 a 50 córdobas.

“Tenemos los mangos, los jocotes, ya está entrando todo lo que es para el almíbar, el dulce ya está a la venta, tenemos las papayas verdes, los productos no han subido, se mantienen los precios para que el consumidor venga al mercado”, dijo doña Gloria.

En el caso de los vendedores de mariscos, doña Socorro Solórzano, precisó que el pargo vale desde 50 córdobas a 60 córdobas por libra, la chuleta cuesta 80 córdobas, la corvina a 50 córdobas, camarones a 180 por libra, pescado seco a 200 la libra.

Por su parte Jancarlos Hernández también comentó que en están ofreciendo garrobos e iguanas para la preparación de otros deliciosos platillos.

Los comerciantes explicaron que se espera que la venta de marisco incremente a medida que se acerca la Semana Santa.

Finalmente, María Hernández, propietaria de un comedor popular en el mercado Israel Lewites, explicó que ya están ofreciendo platillos de temporada de verano como la sopa de marisco a 100 córdobas, sopa de queso a 80 córdobas y pescados fritos que varía su precio según el tamaño.

“Aquí estamos ofreciendo sopa de mariscos y pescados todos los días, la sopa de queso solo los viernes la preparamos”, indicó Hernández.