Con flores, cantos, poesía y anécdotas de la Revolución, familias del distrito tres de Managua, homenajearon la tarde de este miércoles al Apóstol de la Unidad Sandinista, Comandante Camilo Ortega Saavedra.

Al llevarle ofrendas florales a su monumento ubicado en el barrio Camilo Ortega, las familias recordaron que este héroe fue asesinado (26 febrero, 1978) por la genocida Guardia Somocista, durante la Insurrección de Monimbó.

Miembros de la Juventud Sandinista, rememoraron que la represión del régimen somocista dio muerte a Camilo, junto a los combatientes Moisés Rivera y Arnoldo Kuant.

El compañero Pedro García, miembro de la JS-19J, destacó a Camilo como un gran hombre, combatiente, guerrillero, caído en la lucha por la liberación de una patria que estaba sufriendo una dictadura.

“Camilo hizo posible esta Nicaragua que hoy vive en paz, que hoy vive en progreso, que hoy vive en unidad, en reconciliación y en trabajo, con este Gobierno del Presidente Daniel y la compañera Rosario”, manifestó.

Estudiantes de la Escuela 'La Hispanidad', también colocaron una ofrenda floral en el monumento del Comandante Camilo Ortega, y aseguraron que por hombres como él, es que hoy se vive en una Patria Digna y Próspera.

"Es lo que nos dejaron grandes hombres como el Comandate Camilo, este país que está en crecimiento, que viene avanzando en la construcción de un Gran Canal, en una hidroeléctrica Tumarín, y en una capital con rostro nuevo", manifestó el poblador Gonzálo Fletes.

Durante este gran homenaje, el compañero combatiente, Sadorfo Suárez (Fito), indicó haber conocido a Camilo, a quien destacó por su capacidad de liderazgo y dirección organizativa, pero sobre todo por su sensibilidad y mística de revolucionario.