Los gobiernos municipales de todo el país informaron este miércoles los puntos medulares de lo que es su Plan Verano Nicaragua 2015.

Estos planes conllevan no solo la oferta turística sino las actividades religiosas y la articulación que se está desarrollando con el Intur, la Policía Nacional, el Minsa, el Marena, el Sinapred y las demás instituciones del Gobierno Sandinista.

Los documentos, presentados durante la Reunión Nacional de Alcaldes, develan las opciones más variadas en cuanto a recreación, pues a las hermosas playas del Pacífico, hay que sumar el turismo de montaña del centro-norte y la no menos exuberante oferta de la riqueza cultural y paisajística del Caribe Nicaragüense.

En el caso de Rivas, las municipalidades ya han puesto en marcha todos los mecanismos para atraer a los turistas a sus playas, donde con el acompañamiento de la Policía Nacional se espera brindarles toda la seguridad posible.

El Alcalde de Rivas, Wilfredo López, señaló que se están activando los puestos de mando municipales y departamental para darle seguimiento a todos las incidencias y de esta manera brindar la respuesta que se requiera.

“Esto es lo bueno de cuando estamos articulados con todas las instituciones de Gobierno en un solo equipo de trabajo”, afirmó López, dando como ejemplo que en cada balneario habrá un puesto de salud para atender a los veraneantes.

Rivas posee entre sus atractivos las playas de San Juan del Sur, Tola, Cárdenas y la paradisíaca Isla de Ometepe.

En Chinandega los atractivos turísticos de Corinto, Jiquilillo y Paso Caballos también gozarán seguramente de una gran afluencia de veraneantes. Ante ello las autoridades locales han dispuesto un plan interinstitucional para atender cualquier emergencia, sobre todo de terremotos y tsunamis.

La alcaldesa chinandegana, Aura Lila Padilla, indicó que desde hace 15 se ha estado trabajando en garantizar la tranquilidad ciudadana, tanto en las playas como en las actividades religiosas del departamento.

“Casualmente ayer (martes) tuvimos una capacitación con Sinapred donde nos prepararon para enseñarle a las familias, a los vecinos, a las amistades cómo actuar en momentos difíciles”, manifestó Padilla.

La Costa Caribe es una región cuya oferta dista mucho de la del Pacífico. Allí hay atractivos muy conocidos como Corn Island, pero también un turismo con elementos culturales y paisajísticos que indudablemente satisfacen las aspiraciones de cualquier turista, sea este nacional o extranjero.

La alcaldesa de Bluefields, Karla Martin, señaló que poco a poco está incrementando el turismo a este municipio esperándose un mayor incremento ahora que se está trabajando para garantizar una trocha de todo tiempo, previo la construcción de la carretera.

“El año pasado (en Semana Santa) fue algo bonito ver que llegó gente desde Chinandega, de Matagalpa, de Masaya, recibimos, me atrevo a decir, más de mil turistas”, indicó.

“Siempre hemos dicho que en la Costa Caribe somos diferentes pero que somos de Nicaragua. Mucha gente no conoce Bluefields y la Costa Caribe, y es el momento que la conozcan”, expresó Martin.

El año pasado, con la emergencia sísmica, muchas familias optaron por hacer turismo en la región norteña y así escapar de los continuos temblores de la costa Pacífica. Uno de los departamentos predilectos fue Matagalpa, el cual está listo para captar a todas aquellas personas deseosas de disfrutar de un clima agradable, gente amable y por supuesto, la belleza natural propia de la región.

El Alcalde de Matagalpa, Sadrach Zeledón, manifestó que en todo ese departamento abundan reservas naturales, hoteles de montaña, ríos, lagunas, ciudades y pueblos con las manos abiertas a los turistas.

“Tendremos la ocasión para compartir toda la idiosincrasia, la tradición y las particularidades de nuestra cultura norteña”, sostuvo el edil matagalpino.