El Ministerio de Salud y el Ministerio de la Familia se desplazaron por el heroico Barrio Monimbó de Masaya para realizar una amplia jornada de salud y de supervisión de los Centros de Desarrollo Infantil (CDI), en honor a los Héroes y Mártires de ese bastión de la lucha insurreccional sandinista.

Desde el lunes pasado comenzó una intensa jornada de salud para las mujeres, hombres y niños del Barrio Monimbó.

El miércoles decenas de mujeres se realizaron exámenes de mamas en el hospital Humberto Alvarado, dotado con los equipos más modernos para atender a las pacientes en la jornada conmemorativa de la insurrección de Monimbó.

Comprometidos a hacer bien las cosas

La ministra de Salud, doctora Sonia Castro, dijo que los trabajadores de esa institución celebran esa fecha brindando atención médica, recordando a los Héroes y Mártires, “pero además comprometiéndonos a hacer bien las cosas”.

La ministra del Poder Ciudadano hizo ver a las mujeres que se hicieron la mamografía correspondiente “de cómo todas juntas podemos mejorar, estamos haciendo cosas, pero hay cosas que se pueden hacer mejor”.

“Daniel y Rosario se acuerdan de nosotras”

La habitante de Monimbó, Raymunda Téllez, agradeció al Presidente comandante Daniel y a la Primera Dama, compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía “porque siempre se acuerdan de nosotros, no nos dejan abandonadas, como estábamos antes, abandonadas, ahora estamos bien atendidas”.

Por su lado, Fátima García, expresó que ha pasado sus exámenes periódicamente y afirmó que se siente “bien gracias a Dios y a nuestro Presidente que nos está dando lo necesario para que nos atendamos bien nosotras las mujeres”.

Prevención de enfermedades

La jornada conmemorativa por el 37 Aniversario de la Insurrección de Monimbó incluye también la movilización para prevenir el dengue y la Chikingunya, en una jornada casa que ha permitido visitar más de 750 viviendas que fueron fumigadas por las brigadas.

“Lo más importante es la destrucción de criaderos y la limpieza de las casas, la combinación con la abatización complementa, porque eso lo que hace es contener las epidemias, observó la ministra de Salud, que estuvo presente en al jornada.

“Está muy bien eso, porque están viniendo diario a fumigar”, dijo por su lado, Karla Espinoza, otra pobladora del histórico y combativo barrio de Masaya.

Atención esmerada y trato especial a madres de Héroes y a niños

La jornada también incluye la atención a las madres de los Héroes y Mártires, a las cuales se les garantiza una atención integral.

“Son atendidas, es es un trato muy especial que nos dan”, dijo una de las protagonistas de esta restitución de derechos.

“Aquí nosotros tenemos la facilidad de brindarles atención médica, y el médico general que las atiende”, dijo una trabajadora de la Salud.

Por su parte, la ministra de Mifamilia, compañera Marcia Ramírez, visitó el CDI Ronda de Travesuras, uno de los primeros que funcionó en Monimbó en los años 80, el cual atiende a más de 120 niños y niñas.

“Todos los niños duermen, todos los niños tienen un menú adecuado, todo lo necesario para su crecimiento y desarrollo, los espacios de juego, educación, socializan, son unos niños con una gran capacidad”, dijo la ministra Ramírez.

“Sentimos que les estamos dando un gran alivio a aquellos padres y madres que trabajan, que no tienen donde dejarlos, sobre todo brindarles la protección”, manifestó Ángela Cano.

Mientras tanto, Brenda Dávila señaló que es muy buena la educación que les enseñan, los cuidados que reciben y el amor con que son tratados los menores mientras sus padres se dedican a sus actividades productivas.