Nicaragua ha sido invitada por el PMA para exponer las políticas y estrategias del Gobierno, dirigidas al sector agrícola y en específico a la pequeña producción familiar.

El evento, organizado en la ciudad de Roma, en ocasión de la última consulta anual del Programa Compras para el Progreso, ha sido el foro de discusión sobre cómo esta iniciativa piloto ha contribuido al desarrollo de la pequeña producción familiar, en línea con las políticas y estrategias nacionales.

La Cra. Vice Ministra Verónica Rojas, explicó la importancia de la complementariedad entre los programas socio-productivos impulsados por nuestro Gobierno desde el año 2007, tales como Usura Cero y el Bono Productivo Alimentario con la iniciativa innovadora Compras para el Progreso, cuyo objetivo es utilizar el poder de compra del PMA y su experiencia en los países en vías de desarrollo a fin de ayudar a los agricultores a generar ingresos y, así, lograrles acceso al mercado para vender sus productos a precios competitivos.

En Nicaragua, el programa ha contribuido a que los pequeños productores, pudiesen alcanzar un segmento de mercado, tras el aumento exitoso de la productividad y calidad de sus cosechas, el fortalecimiento de sus habilidades empresariales, y elevar sus niveles de ingresos. El MAGFOR, INTA, el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, y Enabas han sido parte de este esfuerzo.

Desde el año 2009, se han beneficiado 8,920 pequeños productores de granos básicos, de los cuales el 34% han sido mujeres organizadas en cooperativas.

La Cra. Rojas, subrayó como en nuestro pais se rompió la tendencia individualista con la asociatividad. El cambio de cultura, el sentido de la comunidad, permitió romper este círculo vicioso.

Foto: Archivo