La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, valoró el trabajo de Nicaragua para fortalecer la seguridad ciudadana en todos los ámbitos, y explicó que el concepto de Seguridad Soberana, utilizado por el Comandante Daniel durante su último discurso, tiene que ver con la unidad del país en el modelo de Fe, Familia y Comunidad.

“Nuestro Comandante Daniel hablaba de seguridad soberana. Eso quiere decir: nosotros todos juntos en nuestra Nicaragua en unidad, en este modelo privilegiado de Fe, Familia y Comunidad. Esto tiene que ver con nuestros valores, por eso les decimos Fe, Familia y Comunidad. Valores cristianos, valores familiares, valores socialistas, prácticas solidarias”, aseguró Rosario a través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades.

La Compañera expresó que el Gobierno Sandinista está empeñado en mejorar la seguridad en el país. “Estamos empeñados en mejorarla aun más trabajando juntos las instituciones especializadas: Policía Nacional, Ejército y familias nicaragüenses en este modelo de diálogo, de alianzas, de consensos”.

Como parte de ese proceso de fortalecimiento, Rosario destacó las reuniones o asambleas de seguridad que se realizan, por instrucción del Comandante Daniel, en todo el país.

Señaló que en esas asambleas las familias exponen sus prioridades, con el fin de diseñar o rediseñar el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana, que incorpore los temas, evaluaciones y valoraciones, que vayan surgiendo en las consultas.

La Compañera informó que las asambleas se realizan en todos los distritos de Managua y el resto del país y precisó que entre las demandas de la población están aumentar la presencia policial en lugares públicos, trabajar más temas de prevención, mejorar alumbrado público, regular el comercio sobre la vía, desarticular expendios de drogas, atender a jóvenes en riesgo, prevenir accidentes de tránsito, instalar más reductores de velocidad, controlar los animales que circulan en la vía pública y controlar los expendios de licor.

Ante algunas demandas, explicó que la Policía Nacional ya está tomando las medidas necesarias como no autorizar nuevos expendios de licor a menos de 400 metros de los centros escolares, además de retirar la concentración de bebedores consuetudinarios en algunos puntos de los municipios.

“La respuesta de la Policía está dándose alrededor del control de expendios de licor, pero sobre todo recogiendo todo eso para presentar un plan corregido y aumentado al Comandante Daniel, y ejecutarlo de inmediato”, aseguró Rosario.