Los balnearios populares, Pochomil y Masachapa siguen recibiendo a turistas nacionales y extranjeros, quienes se sienten satisfechos con la decisión de no cobrar la entrada a estos centros de esparcimiento.

“Me parece perfecto que no estén haciendo cobros sobretodo porque uno puede pasar aquí en familia sin gastar tanto”, mencionó Marlon Salgado.

Edison Gómez, comentó que “me parece muy bien porque hay partes que abusan, exageran con los cobros y entonces uno busca su economía y es muy bueno poder ingresar sin pagar algo”.

Además, los visitantes aseguraron sentirse protegidos con la presencia de agentes de tránsito, quienes desde tempranas horas se encuentran en distintos puntos de la carretera y en la playa, asegurando que las personas tengan sus documentos en regla y que hagan caso a las medidas de seguridad para prevenir accidentes.

“Está empezando la semana Santa y entonces esto es excelente para que no hayan accidentes y que la Policía siempre esté atenta para que las personas lleven sus papeles en regla y a una velocidad prudente”, Marlon Javier Sánchez.

El veraneante Dony Ozorio, comentó que estas mediadas policiales en las playas lo hacen sentirse “más seguro porque veo policía por todos lados y así andamos con más seguridad y eso es bueno que haya más protección para la población que andamos disfrutando de esta víspera de Semana Santa”.

Alberto Vega Rizo, prestador de servicios del Hotel Summer Pochomil, comentó que a ellos es importante que la Policía Nacional mantenga vigilancia para garantizar el esparcimiento sano de los veraneantes.

“Desde que asumió el presidente Daniel Ortega hay una permanencia de policías turísticos en Pochomil a fin de dar seguridad a los turistas, dando orientación a los turistas nacionales y los que son de otros países”.

Los vendedores ambulantes de Masachapa, indicaron sentirse seguros al ver la presencia de la policía, ya que muchas veces corren riesgos de ser atropellados por conductores temerarios.

Ivania Mojica, vendedora de mariscos, mencionó que “Nos sentimos bien porque nos cuidan. SA veces andan hombres bebiendo en carros y nos escapan de matar. Año con año estamos viendo y nos sentimos apoyados”.

El comisionado Walter Artola, jefe de seguridad pública del Distrito nueve en San Rafael del Sur, enfatizó que el plan verano tiene tres etapas, el antes, durante y después de Semana Santa.

“Estamos trabajando desde diciembre hasta esta parte. A nosotros nos corresponde dar seguridad al balneario los Cajones, Pochomil, Masachapa, ríos y lagunas de aquí en San Rafael del Sur, trabajando para con unos 380 policías”.