Por tanto, los socialistas del presidente François Hollande han conseguido trece escaños más de los 289 necesarios para la mayoría absoluta en la Cámara Baja, compuesta por 577 miembros.

De esta forma, el PS no necesitará el apoyo de Los Verdes, que podrán constituir su propio grupo parlamentario gracias a los 17 escaños conseguidos, ni del Frente de Izquierda, que se queda sin grupo propio. La excandidata presidencial y dirigente socialista Ségolène Royal se ha quedado sin escaño en el departamento de La Rochelle, donde ha sido derrotada por la disidente socialista Olivier Falorni.

En segunda posición ha quedado la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), que se ha debido contentar con 194 escaños, indican los resultados proporcionados por el Ministerio del Interior.

El Frente Nacional probablemente se deba contentar solo con dos diputados. Su líder, Marine Le Pen, ha sido derrotada en el departamento de Hénin-Beaumont, pero ha pedido que se recuenten los votos, según informaron los medios franceses.