Entre las personas interceptadas habían 10 menores centroamericanos, de los cuales siete viajaban solos.

Autoridades mexicanas interceptaron este sábado a un camión de carga donde viajaban en condición de hacinamiento 54 migrantes indocumentados, provenientes de Centroamérica, Cuba y Sri Lanka.

Durante una revisión de control y verificación migratoria en una carretera 57 del municipio de Piedras Negras, en el estado de Coahuila (norte), el Instituto Nacional de Migración (INM) en México identificó a una presunta red de traficantes de personas que operaba del sur al norte del país.

Los migrantes que viajaban en el camión con destino a Estados Unidos, no habían consumido agua ni alimentos por más de 24 horas.

Asimismo, el INM detalló a través de un comunicado que entre los detenidos se pudieron rescatar a 10 centroamericanos menores de edad, de los cuales siete viajaban solos, mientras que los 44 adultos son originarios de El Salvador, Guatemala, Honduras, Cuba y Sri Lanka.

Los extranjeros pagaron dos mil dólares para que la presunta red de traficantes los trasladara desde Chiapas (Sureste de México) hasta la frontera con EE.UU.. Un grupo de los interceptados contó que hicieron una parada en la central de Abastos del Distrito Federal, donde los esperaba un camión con placas del Estado de México que los trasladaría hasta su destino.