El tiangue Monimbó recibió este fin de semana a las familias nicaragüenses, que disfrutaron de la cultura y los sabores que ofreció en su re-inauguración.

El folklore Nicaragüense se manifestó una vez más a través de las artesanías, las platas, las frutas, verduras y dulces.

El espacio, ubicado sobre la Avenida de Bolívar a Chávez, vuelve a ser un lugar para la recreación sana y la promoción de las tradiciones nacionales.

Allí, el que llega se va con un espíritu más patriótico, al conocer, recordar y disfrutar de los sabores y artesanías hechas por manos laboriosas de los diferentes municipios del país.

Desde Quezalhuaque, municipio de León, llegó a ofertar su producto el señor Ramón Ruiz Leytón, quien agradece el apoyo del gobierno al permitirle ofrecer frutas, verduras y hortalizas a bajo costo.

“Doy gracias al gobierno municipal y central porque nos está dando esta oportunidad de venir a ofertar nuestros productos. Vengo de una cooperativa productora Cinco de julio y me siento muy agradecido porque soy vendedor ambulante, pero vendo más aquí”.

“Traigo más de diez productos como guayaba, coco, limón Taití, limón mandarina, papaya, melones, pepinos, por eso, este es un lugar muy apropiado donde visitan muchas personas”, resaltó.

Ana María Flores, afirmó que el tiangue “es bien alegre, bonito y económico para el alcance del bolsillo y los productos que más me han llamado la atención son las verduras que son importantes para la casa”.

La señora María Huetes Gurdian, mencionó que “Es muy bonito, uno se viene a distraer a comprar cosas muy favorables y además nos queda accesible, tenemos muchas diversiones, tenemos esto, el parque y sale muy bien porque uno distrae a los niños”.