Autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), representantes del Banco Mundial y pobladores del municipio de Rancho Grande, Matagalpa, inauguraron la construcción de un tramo carretero de 25 kilómetros de adoquinado, que mejora la circulación vial en la región.

El proyecto se desarrolla con fondos del Banco Mundial, por un monto de 252 millones de córdobas más las contrapartidas hechas por el Gobierno Nacional y el gobierno municipal de Rancho Grande.

Según explicó el Ministro de Transporte, Pablo Martínez, la ejecución de la obra fue distribuida en tramos con la participación de la comunidad a través de 17 módulos comunitarios de adoquinado. El tramo carretero beneficiará a la población directa de 18 mil 774 habitantes.

Martínez también destacó que la carretera contará con la señalización y todas las medidas de seguridad requeridas para garantizar la vida de las personas que utilicen la vía.

El ministro aseguró que la población ahora cuenta con una salida del poblado de Rancho Grande al empalme, entre los cuales hay una distancia de 4.5 kilómetros, y se requerían 3.5 millones de dólares para realizarlo.

Mencionó que el tener una vía de acceso segura y estable garantiza que la producción del municipio salga sin contratiempo al mercado nacional, y promueve el comercio en la zona.

También explicó que el tramo inaugurado forma parte del proyecto de estabilización de 88 kilómetros de caminos secundarios distribuidos en todo el país.

Por su parte, el representante del Banco Mundial en Nicaragua, Luis Constantino, señaló que los proyectos carreteros ejecutados por el MTI son los principales proyectos de esa institución en el país.

“En Nicaragua estamos poniendo un gran porcentaje de nuestros fondos e intentamos continuar apoyando porque está teniendo mucho éxito”, valoró.

Según Constantino, el Banco Mundial está garantizando unos 70 millones de dólares al año para la ejecución de proyectos carreteros.

Asimismo, comentó que los módulos comunitarios en que la comunidad ejecuta y supervisa la construcción de las carreteras, es un modelo que ha tenido mucho éxito y que el Banco Mundial quiere divulgar en el resto del mundo como solución para las carreteras rurales.