En el contexto del 81 Aniversario del Tránsito a la Inmortalidad del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, el historiador Aldo Díaz Lacayo reflexiona sobre la trascendencia del pensamiento de este héroe, en la creación del Gran Canal Interoceánico, proyecto que hoy adquiere mayor vigencia durante el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

El historiador expone que el General Sandino inicia su lucha en 1927, cuando lo primero que propone es derogar el tratado Chamorro-Bryan, que había sido firmado y ratificado por los conservadores en 1916.

“El (Sandino) enfoca toda su producción sobre el Canal en contra del tratado. Después empieza a explicar cómo debe de ser la realización, la ejecución de la obra; Lo primero que dice es que este Canal no debe de ser norteamericano; que los norteamericanos solo pueden tener una proporción equivalente a los 3.5 millones de dólares que ellos pagaron con el tratado Chamorro-Bryan”, explica Lacayo.

De acuerdo a este estudioso, el General Sandino propuso que el Canal debe de estar abierto al capital del mundo, “incluyendo a América Latina y el Caribe", tal y como se viene perfilando.

Díaz Lacayo indicó que era tan importante el tema del Canal para Sandino, que cuando decide escribir la segunda carta a los gobernantes de América (20 marzo, 1929), que “es una carta que tenía por objeto convocar la unidad latinoamericana; en el preámbulo de la misma habla del Canal, y dice que el Canal debe de ser considerado por esta conferencia”.

El historiador, explica que además Sandino expuso a los gobernantes de América que –en caso que decidieran que el Canal fuera norteamericano- Estados Unidos debía comprometerse vinculantemente a no invadir jamás a América Latina; a no practicar injerencia”.

“Ahora vemos que este pensamiento de Sandino se viene cumpliendo”, expresó. “El Canal está abierto a todo el mundo. La concesión se refiere a una convocatoria al capital universal. “El Canal no es norteamericano, pero no quiere decir que los Estados Unidos no puedan participar en esta obra”, señaló.

El compañero indicó que el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, han decidido que el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua sea una obra que beneficie al mundo entero, siguiendo esa propuesta planteada por el General Sandino hace más de ochenta años.