Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, instó en estos tiempos de Cuaresma a las familias nicaragüenses a fortalecer su fe, a tener un profundo diálogo con Jesucristo, pero además invitó a leer la Biblia y consolidar la unión familiar.

Así lo expresó Su Eminencia, cuando participó del primer viernes de Via Crucis, que se realizó en los campos de la Universidad Católica de Nicaragua (UNICA), actividad a la que asistió la comunidad educativa de esta Alma Mater.

El alto prelado recorrió cada una de las estaciones que conforman esta peregrinación, que recrea la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Salvador. Con la imposición de la Cruz de Ceniza, inició el pasado miércoles el periodo de Cuaresma.

“El tiempo de Semana Santa nos invita a meditar en la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, del Dios que se hace hombre y muere en la Cruz para que tengamos vida y la tengamos en abundancia”, indicó Su Eminencia al concluir el recorrido del Via Crucis, que se ha convertido en una tradición en los campos de la UNICA.

Invitó a los fieles católicos que en estos tiempos de Cuaresma, debemos ayunar y entrar en un profundo diálogo con Jesucristo, para pedir perdón por nuestros pecados.

“Todos los viernes de Cuaresma hay un Vía Crucis y lo hacemos para meditar en la Pasión y Muerte del Señor y agradecerle que haya regalado su sangre para que nosotros tengamos vida y en abundancia”.

El Cardenal Miguel recomendó leer las Sagradas Escrituras, de manera de poder conocer más sobre Jesucristo, su obra y legado inmenso que dejó en la Tierra.

En tanto Monseñor Eddy Montenegro, prelado de Honor de su Santidad Juan Pablo II, recordó que son siete viernes consecutivos que se celebra la acción espiritual del Vía Crucis, donde se revive los acontecimientos de la Pasión “de Cristo cuando fue capturado y luego fue juzgado, azotado, hasta llegar al momento de la crucifixión, entonces se rememora esas caídas que tiene que ver con la prisión, la captura de Jesucristo que nos vino a liberar de nuestros pecados y abrir un camino de resurrección entre los hombres”.

Fortalecer la unidad familiar

Aprovechó la ocasión para instar a la población a acercarse más a Cristo, así como acompañar los esfuerzos que realizan las diferentes instituciones del Estado, las que están encaminadas a fortalecer la seguridad ciudadana.

“Se juntan dos cosas: uno, las fiestas religiosas, que es realmente la que se vive en el acontecimiento de Cristo; y se juntan las vacaciones, las personas van a diferentes lugares de donde nacieron, a municipios, otros van al mar, lagunas, pero lo importante es que las familias estén unidas, puedan descansar, divertirse, estar juntos, pero no olvidarse del primer mandamiento, amar a Dios sobre todas las cosas”.

Agradeció a la Policía Nacional por los esfuerzos que realizan junto a la población, de cara a fortalecer la seguridad ciudadana en los barrios y en las diferentes procesiones religiosas que tendrán lugar en estos tiempos de Cuaresma.

Además del Cardenal Miguel, Monseñor Eddy Montenegro, también participó Monseñor Francisco Castrillo, así como personal docente de la UNICA.