El verano llegó y con él los días soleados propicios para ir a los diferentes balnearios que ofrece Nicaragua, ya sean ríos, piscinas, playas o lagunas.

Es por ello, que en los diferentes mercados populares se puede encontrar desde ya una gran variedad de artículos, que van desde trajes de baño de dos y una pieza, shorts, toallas, pareos, sandalias, bolsos, sombreros, y piscinas inflables de todos los tamos y precios.

La comerciante Pabla Barrera, quien tiene un tramo en el mercado Oriental, explicó que todo lo que se está ofreciendo son estilos nuevos y a buen precio.

“Son nuevos los estilos que nos están entrando ahorita. Los precios de los trajes de baños de una sola pieza varían entre 250, 280 y 290 córdobas; los pareos y mallas están en 250 y 300 córdobas”.

Para gustos los colores, los mercados son una prueba de esto al encontrarse en cada tienda una gran variedad de artículos para el verano.

“Tenés de todos los precios desde 180 hasta 380 córdobas los trajes de baño de dos piezas. Todo tenemos, desde sombreros, toallas y chinelas baratas desde 180, 120 córdobas”.

“Estamos empezando, pero la gente ya viene a comprar porque hay muchos que no le gusta ir en la propia semana santa”, dijo Melody Jiménez.

Para los que prefieren quedarse en la comodidad del hogar, el Mercado Huembes prepara una feria de verano donde podrán comprar piscinas para niños y para toda la familia a buen precio.

“Tenemos piscinas, por ejemplo la rígida que no se infla de la cinco por diez que es para dos niños vale 250 córdobas, la que le sigue cuesta 320 y la que solo se abre y se llena vale 350”, manifestó Marbelly Flores, quien además señaló que pueden adquirir piscinas con medidas de 8 por 18 a un costo de 380 córdobas. Si las prefieren inflables tendrán que pagar 300, 1,500 y hasta 3,000 córdobas.

Karlos Reyes de Variedades Herlinda en el Mercado Huembes, detalló que pueden comprar “Carritos playeros, short para ir al mar, pelotas de 60 córdobas, toallas en cien córdobas y flotadores a 180 córdobas, dependiendo del tamaño, además hay anteojos para el agua y chalequitos para niños”, concluyó.