La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó que fue aprobado el primer análisis rápido para detectar el ébola, que permite obtener el resultado en 15 minutos, sin la necesidad de acudir a un laboratorio o a instalaciones sanitarias mayores.

En este sentido, las agencias humanitarias internacionales que prestan servicios en tres países de África Occidental, podrán adquirir y utilizar el test, lo que representa un importante avance para acabar con la epidemia que ha ocasionado la muerte de casi 10 mil personas.

El portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, indicó que el resultado del nuevo método creado por la firma estadounidense Corgenix Medical Corp es menos exacto que el test estándar PCR, sin embargo es menos complejo de utilizar, pues no requiere de electricidad y se puede realizar en instalaciones sanitarias menores o móviles.

Jasarevic agregó que en caso de que el test arroje un resultado positivo, deberá confirmarse con una convencional prueba sanguínea.

El portavoz añadió que por los momentos la prueba no está a la venta, debido a que la empresa creadora se encuentra realizando los procedimientos administrativos en Estados Unidos, sin embargo, detalló que los arreglos deben culminar en aproximadamente dos semanas.

Para obtener el resultado a través del test rápido llamado ReEBOV, el personal sanitario debe colocar una gota de sangre en una tira de papel pequeña, la cual es insertada en un tubo de ensayo, donde pasado los 15 minutos se observa la reacción.

"El mayor temor es que el mercado se vea inundado con análisis de calidad desconocida, o de resultados dudosos, y con el ébola se necesita saber cuáles son las limitaciones. Un falso negativo tiene implicaciones enormes. Así como un falso positivo", comentó.

La OMS se encuentra realizando evaluaciones de otros cuatro o cinco análisis rápidos, pero según Meurant, no es posible decir cuándo se concretará la próxima aprobación.