Bolivia reiteró hoy su demanda de que Chile cumpla el Acuerdo de Transporte Internacional Terrestre (ATIT) y deje de obstaculizar el libre tránsito de transportistas bolivianos hacia puertos del Pacífico chileno.

La denuncia la hizo el vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, en conferencia de prensa tras una reunión con autoridades chilenas en la sede de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

La Aladi, que en diciembre pasado realizó un estudio jurídico sobre la reclamación boliviana, convocó a ambas partes a dilucidar sus desavenencias mediante el diálogo en un plazo de cuatro meses.

El diálogo fue convocado por el Comité de Representantes de la Aladi, que reúne a 13 países de la región, para resolver las discrepancias sobre la interpretación de algunos artículos del ATIT.

Alurralde, quien asistió acompañado de 11 funcionarios, más dos directivos de los transportistas bolivianos, subrayó que varias medidas unilaterales aplicadas en la frontera chilena contra transportistas bolivianos violan el libre tránsito y "estrangulan el comercio exterior de Bolivia".

Dijo que varias de esas medidas son consideradas inadmisibles por Bolivia y demandó que sean levantadas esas restricciones.

Por su parte, Pablo Ortiz, jefe del departamento internacional de la subsecretaría de Transporte de Chile, expresó a Prensa Latina su satisfacción por el diálogo privado con Bolivia y adelantó su disposición a seguir conversando sobre este tema.

Extraoficialmente, se supo que algunas demandas bolivianas deberán ser consultadas a instancias superiores del gobierno chileno para traer respuestas concretas a la próxima reunión bilateral, prevista para mediados de marzo.