Muchachos y muchachas de la Promotoría Solidaria entregaron sillas de ruedas la mañana de este miércoles a personas que presentan alguna dificultad de movilidad por enfermedad o edad avanzada, en el casco urbano y zonas rurales del municipio de Ticuantepe.

“En nombre del Comandante Daniel (Ortega) y la Compañera Rosario (Murillo) le hacemos la visita los jóvenes de Promotoría Solidaria para atender lo que son las necesidades de cada una de nuestras familias nicaragüenses y en esta mañana lo estamos haciendo con entrega de sillas de ruedas, esperando que sea de mucho provecho para su niño, como lo hemos hecho para otras personas con mucho amor, mucho cariño y felices de compartir un beneficio de nuestro Buen Gobierno Sandinista”, expresó uno de los jóvenes de Promotoría Solidaria al entregar el medio auxiliar a la madre un niño con discapacidad.

La entrega de estas sillas de rueda responde a la voluntad del Gobierno de atender las necesidades de las familias nicaragüenses, priorizando los casos críticos y a las personas que realmente necesitan de esa silla de ruedas.

Doña Cándida Rosa Mendoza Ramírez, habitante del barrio Medardo Andino, afirmó que a sus 100 años es un tanto difícil movilizarse por sus propios medios, por lo cual su hija utilizaba una silla plástica para trasladarla de un sitio a otro y que al recibir esta silla de ruedas de parte del Gobierno Sandinista le permitirá tener más facilidades para moverse a lo interno de su vivienda.

“Estoy muy contenta y agradezco al Presidente Daniel Ortega y a la Primera Dama Rosario Murillo por su colaboración con mi madrecita, porque nosotros somos de bajos recursos y le agradecemos mucho y que Dios los bendiga”, dijo Carmen del Socorro Herrera, hija de doña Cándida.

Juana Pérez Calero manifestó su agradecimiento por la entrega de la silla de ruedas, con la cual tendrá más facilidades de movilización, dado que actualmente presenta un problema con sus rodillas que le impiden caminar y mantenerse en pie, por lo cual debe pasar el día entero postrada en una cama.

“Se me quebró el pie y ahora tengo todo el líquido regado, no puedo caminar, ahora dicen que tienen que sacarme líquido para ver si puedo caminar, pero con esta silla de rueda me podré movilizar con más facilidad”, comentó Pérez.

María del Carmen Gutiérrez afirmó sentirse muy contenta porque el Gobierno le ha brindado respuesta a sus necesidades de una silla de ruedas para su pequeño hijo de 10 años, que a pesar que puede caminar, su discapacidad le impide hacerlo con normalidad, “mi hijo que necesitaba una silla de ruedas para pasearlo porque no camina normal, es hiperactivo y esto le servirá para pasearlo”.