Un equipo de 30 fiscales nicaragüenses iniciaron un proceso de capacitación sobre planeamiento de la investigación en casos de delitos de narcotráfico, que fortalecerá sus capacidades para combatir de manera más eficaz al crimen organizado transnacional.

El curso se desarrolla en el marco del proyecto de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica la cual es financiada por la Unión Europea, España y coordinada por la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana.

En el acto de inauguración del curso estuvo presente el Fiscal General Adjunto de la República de Nicaragua, Julio González y el Representante de la Secretaria General del SICA, Álvaro Padilla.

González destacó que la capacitación se centrará en el tema de planeamiento de la investigación para combatir a los grupos criminales que cada día se organizan mejor y diseñan métodos sofisticados para procurar sus objetivos ilícitos y evadir la justicia.

“La organización de la criminalidad cuenta con muchos recursos obtenidos al amparo de actividades ilícitas como venta de drogas, secuestro y extorción”, recalcó.

Ante ello, manifestó que “Nicaragua ha enfrentado decididamente a estos grupos criminales, les ha golpeado su logística, le ha cerrado sus rutas, se les ha capturado, procesado y condenado a sus integrantes. Les hemos decomisado medios y productos que destinan para financiar su empresa criminal”.

“El accionar coordinado con la policía nacional, el ejército de Nicaragua y del ministerio público ha garantizado que el país se convierta en un muro de contención de la narcoactividad que se mueve entre el norte y el sur”, agregó el Fiscal.

También aseguró que “el gobierno de Nicaragua ha sido enfático al comprometerse en la lucha contra el crimen organizado orientando una política de persecución directa, fuerte, transparente y organizada.

Precisó que en el año 2014 la fiscalía nicaragüense ejerció acción penal contra 11 grupos delincuenciales vinculados al narcotráfico, logrando decomisar más de 200 mil dólares y 500 mil córdobas.

Por su parte Álvaro Padilla, representante de la Secretaría General del Sica, manifestó que en Centroamérica se ha venido trabajando en la elaboración de un plan de formación integral para las instituciones del sector justicia y seguridad.

“Esto viene a fortalecer esas instituciones nacionales, porque todas las acciones de capacitación que se están impartiendo en la región son acciones identificadas por los operadores”.

Padilla destacó que Nicaragua es un referente en la región porque goza del nivel más alto de seguridad, algo que es asociado con la confianza de la población en sus fuerzas policiales y en el ejército.

Señaló que la estrategia de seguridad de Centroamérica está en una primera fase que finaliza en el 2007 y tiene componentes para combatir el delito, fortalecimiento institucional, dotación de equipos, prevención de la violencia, entre otros.

Actualmente “estamos trabajando de dotar de procedimientos nuevos y de una coordinación de los países del Sica mediante la articulación e intercambio de información. Queremos fortalecer la colaboración y la cooperación judicial. En los próximos días se va a suscribir un convenio regional que va a facilitar la captura y traslado de delincuentes de un país a otro”, aseguró Padilla.