En un pequeño acto de traspaso, Martín Rosales, Jefe de Vigilancia Fitosanitaria del MAGFOR –DGPSA, recordó que el aporte se da en el marco de un convenio vigente entre DGPSA y OIRSA, por el orden de los 456 mil dólares destinados para el programa de prevención y respuesta rápida ante el ingreso de la plaga que afecta los cultivos de tomate.

“La polilla del tomate es una de las  principales plagas de este cultivo en Suramérica, en los países donde se encuentra y no se toman medidas ha causado pérdidas por el  orden del 70% de la producción”, dijo Rosales.

Explicó que el programa en Nicaragua consiste en prevenir la introducción de la plaga del tomate al país y para ello detalló que la institución está protegiendo a más de 4 mil pequeños productores, cerca de unas 5 mil manzanas de  hortalizas, con lo cual se garantizará unos 90  mil empleos que genera la actividad hortícola en nuestro país.

Rosales indicó que el programa se desarrolla a nivel nacional, y existen más de 100 fincas donde  se realizan actividades de vigilancia, principalmente en la zona de Matagalpa, Jinotega y Estelí que son las zonas de mayor producción.

Con ese objetivo el OIRSA hizo un aporte de 6  motocicletas y 3 vehículos 4x4, “lo cual viene a contribuir  enormemente con el desarrollo del programa,  dado que actualmente el programa no contaba con estos medios  y esto nos va a permitir dar una mejor asistencia  y cobertura en todo el país”, precisó Rosales.

Por su parte el señor Juan Velázquez, representante de OIRSA en Nicaragua, reconoció que en Nicaragua aun no existe la plaga que afecta los cultivos hortícolas, principalmente el tomate.

“Como hacia el norte, el país que no la tiene es Nicaragua, debemos de proteger no solo a los productores nicaragüenses, sino que no emigre la  plaga hacia el norte para proteger a los países y a los productores del norte de nuestros países”, explicó Velázquez.

Indicó que por tratarse de una actividad regional el combate a la plaga del tomate, se dispuso un fondo por el orden de arriba de los 400 mil dólares para hacer las actividades que protejan a Nicaragua y a todos los países del norte de OIRSA.

Velázquez recordó que la misión de OIRSA es “apoyar a los estados miembros  en sus planes de sanidad vegetal, salud animal, inocuidad de alimentos y cuarentena, estamos desde  México a Panamá, incluyendo República Dominicana”.

Finalmente dijo que la donación de los medios de transporte estaría valorada en aproximadamente 80 mil dólares.